• CREPALDI

La cultura de la cancelación, fruto del gnosticismo

El cambio debe ser permanente y lo relativo debe ser absoluto: así razona típicamente el gnosticismo. La cultura de la cancelación debería definirse como un fenómeno gnóstico. El desprecio a la realidad y al orden, a la creación y a las normas sedimentadas en la historia. La valorización del renacimiento, de una nueva creación. En la cultura de la cancelación encontramos muchos aspectos del gnosticismo eterno, y por tanto es inevitable encontrar su lucha con la fe cristiana también.

Italiano English