• 40 AÑOS DESPUÉS DE SU MUERTE

Wyszynski, el Primado del Milenio, futuro Beato

“La gente ve en él a un mártir y a un hombre victorioso, a un buen combatiente que siempre está en las trincheras... y por eso no puede por menos de demostrar su reconocimiento”, escribió el vaticanista Silvio Negro sobre el cardenal que apoyó a la Iglesia polaca durante la persecución del régimen comunista. Mientras que a su muerte Juan Pablo II repetía: “El cardenal Primado enseña que debe esta fuerza a María, Madre de Cristo”. En Roma el embajador Kotański le ha rendido homenaje.

Italiano English

“El polaco Wyszynski es el único cardenal que cuando llega a Roma no es recibido en la estación por unos pocos amigos, sino por una multitud que le hace una ovación, el único que es recibido con aplausos en las calles si por casualidad tiene que detenerse y ser reconocido. La gente ve en él a un mártir y a un hombre victorioso, ve al mismo tiempo a un buen luchador que siempre está en las trincheras y que siempre está en peligro, y no puede por menos de demostrar su reconocimiento. Hay que añadir que la figura patética y juvenil del primado polaco parece hecha a medida para expresar todo esto y añadir aún más comprensión y simpatía”. Así, en 1958, el gran periodista y conocedor del Vaticano, Silvio Negro, escribió sobre el cardenal Stefan Wyszynski en su memorable obra “Vaticano Menor”. Sus palabras reflejan de la mejor manera los sentimientos que el pueblo de aquella época alimentaba hacia el Primado de Polonia que pasó a la historia como el Primado del Milenio por haber sabido guiar a la Iglesia en Polonia durante el turbulento periodo del régimen comunista.

Este gran pastor murió hace exactamente 40 años, el 28 de mayo de 1981, apenas 15 días después del atentado contra Juan Pablo II, con quien le unía una profunda amistad. El funeral de Wyszynski fue un acontecimiento nacional al que el Papa no pudo asistir porque seguía hospitalizado en el Hospital Gemelli. En su lugar, envió una delegación de la Santa Sede encabezada por el Secretario de Estado, el cardenal Agostino Casaroli, y envió una carta especial a los polacos en la que escribió: “A todos vosotros deseo dirigiros este breve mensaje. Lo escribo desde la más profunda necesidad del corazón y de la fe. No puedo dar este testimonio como me gustaría. Confío en que Dios me devuelva las fuerzas y me ofrezca una oportunidad favorable para hacerlo de la manera que siento. Quiero que sepáis que en esta hora de luto, en esta hora de tristeza y de pésame, pero también de mayor esperanza y de fe, hubiera querido estar con vosotros y rendir en persona los máximos honores al Primado. Dios ha decidido lo contrario”.

En su carta el Papa recuerda la figura del cardenal Wyszynski citando sus palabras pronunciadas en la catedral de Varsovia durante la primera peregrinación a Polonia: “El cardenal Primado se ha convertido en una piedra angular. La piedra angular es la que forma el arco, lo que refleja la fuerza de los cimientos del edificio. El cardenal Primado manifiesta la fuerza del fundamento de la Iglesia que es Jesucristo. En esto consiste su fuerza. El cardenal Primado lleva más de treinta años enseñando que debe esta fuerza a María, Madre de Cristo. Todos sabemos bien que gracias a María se puede hacer resplandecer la fuerza de ese fundamento, que es Cristo, y que se puede convertir efectivamente en la piedra angular de la Iglesia. Esto es lo que nos enseña la vida y el misterio del Primado de Polonia. Es la piedra angular de la Iglesia de Varsovia y de toda la Iglesia de Polonia. En esto consiste la misión providencial que lleva a cabo desde hace más de treinta años”.

No se habría podido rendir mayor homenaje al difunto Primado. Juan Pablo II quiso que se abriera su causa de canonización, que se inició el 29 de mayo de 1989. El 6 de febrero de 2010 terminó su fase diocesana y comenzó la fase vaticana en la Congregación para las Causas de los Santos. El 18 de diciembre de 2017 el cardenal Wyszynski fue proclamado Venerable, cuando Francisco reconoció sus virtudes heroicas. El 2 de octubre de 2019, el Papa autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el decreto relativo a un milagro atribuido al venerable Stefan Wyszyński, abriendo el camino para su beatificación. La misa solemne de beatificación, prevista inicialmente para el 7 de junio de 2020 en Varsovia, tendrá lugar el 12 de septiembre de 2021.

Actualmente en Roma la gran figura del cardenal Wyszynski no es tan conocida como lo era en los años 50, y el 40º aniversario de la muerte del Primado de Polonia sólo se recordó con una sencilla ceremonia celebrada en la Basílica de Santa María del Trastevere, que era la iglesia titular del Cardenal. El 28 de mayo, a las 11:00 horas, el embajador de Polonia ante la Santa Sede, Janusz Kotański (en la foto de abajo), acudió al Trastevere para un breve momento de oración ante la placa conmemorativa de Wyszyński situada en la basílica y depositó un ramo de flores junto a la lápida de este gran hijo de la Polonia católica, “Polonia semper fidelis”.

Italiano English