• régimen

Cuántos millones le damos a Cuba con la excusa de la pandemia

El gobierno confirma su intención de erogar más de diez millones de euros al régimen cubano de Díaz-Canel, pero guarda silencio sobre la severa represión que se está produciendo en el país. Y Forza Italia teme que la ayuda, enviada con la excusa de la pandemia, acabe realmente en los bolsillos de la dictadura comunista.

Italiano

“Desde hace diez años (Cuba) es un país prioritario de nuestra Cooperación al Desarrollo” y en consecuencia ha previsto la entrega de más de 10 millones de euros en ayudas al régimen de Miguel Díaz-Canel. Así lo confirmó la viceministra de Relaciones Exteriores y de Cooperación Internacional de Italia, Marina Sereni, quien respondió de forma escrita a la interpelación que el pasado 14 de julio había realizado el senador italiano Enrico Aimi, representante del partido Forza Italia ante la Comisión de Exteriores del Senado Italiano, con motivo de las protestas del pasado 11 de julio (lo hablamos aquí).

El documento que tiene fecha del 14 de octubre enumeró las ayudas económicas que Italia ha enviado al régimen: “el 22 de julio se entregaron 120.000 euros para apoyar las actividades del Programa Mundial de Alimentos en el país, en particular para el suministro de productos alimentarios” para presuntamente “más de 2.000 pacientes con Covid-19 hospitalizados en 7 hospitales de la Provincia de Matanzas y de la ciudad de La Habana”; y ya han sido aprobados un total de 8,4 millones de euros que serán entregados en los próximos meses.

“Desde el comienzo de la pandemia, la Cooperación Italiana rápidamente reorientó algunas de las actividades en curso para abordar la emergencia sanitaria y su impacto socioeconómico. Parte de los recursos se han reasignado para permitir la producción en la isla de equipos de protección personal y para fortalecer las capacidades de la industria alimentaria local, en respuesta a la reducción de las importaciones provocada por la pandemia. También durante los próximos meses, en donde sea necesario, se reformulará la planificación de las iniciativas previstas en beneficio de la población cubana, por un valor total de 8,4 millones de euros”, se lee en el documento identificado con el protocolo número 145191 (ver aquí).

Y, como si no fuera suficiente, “a principios de septiembre se donaron a las autoridades cubanas más de 30 toneladas de ayuda médica en apoyo del sistema sanitario, por un valor total de aproximadamente 1,5 millones de Euro”. Se asegura que esta ayuda fue recaudada principalmente por “por una vasta red de instituciones (la Región de Piamonte en primer lugar), entidades (como la comunidad de Sant'Egidio) y asociaciones, gracias a la coordinación de la Agencia de intercambio cultural y económico con Cuba”; esta última forma parte de la red de asociaciones que promueven el comunismo en Italia en cercana coordinación con la Embajada cubana.

Asimismo, se evidencia en la respuesta de la cancillería italiana la intención de normalizar la situación política y social de la isla al asegurar que “la situación en Cuba, aunque todavía fluida, parece haber vuelto a una normalidad aparente. Muchos de los detenidos fueron liberados en las semanas posteriores a las protestas”.

No se menciona la grave represión ni las denuncias de torturas que sufrieron muchos manifestantes cubanos, sólo se informa que “según la información que circula a través de blogs y otros medios independientes, seguirían detenidos los manifestantes, activistas de derechos humanos y periodistas. También hubo noticias de juicios sumarios”. Mientras tanto, en Cuba, solo en noviembre, la Ong Prisioners Defenders registró 712 presos políticos, de los cuales 562 pertenecen a las protestas del 11 de julio (ver aquí).

En fin, la viceministra Marina Sereni aseguró que el gobierno italiano “seguirá monitoreando la situación en Cuba e insistirá en el plano bilateral, en particular en el contexto del mecanismo de diálogo político establecido en 2011 y que se ha reunido varias veces, y en el contexto europeo más amplio para que en el país sea reforzado el reconocimiento y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales, en primer lugar, la libertad de expresión del pensamiento”.

Por su parte, el senador Enrico Aimi no quedó satisfecho con la respuesta de la viceministra Sereni. En conversación exclusiva con la Brújula Cotidiana criticó duramente la intervención del gobierno italiano que acabó destinando millones de euros en ayuda humanitaria al régimen de Díaz Canel: “Hemos criticado duramente la intervención del gobierno que acabó destinando más de diez millones de euros a supuestas ayudas humanitarias. Muy bien si terminaban de verdad en los bolsillos de los ciudadanos cubanos, pero tenemos la gran preocupación de que terminen inevitablemente en los bolsillos del régimen”.

El senador del partido de centroderecha explicó que “hemos intentado por todos los medios sensibilizar al gobierno para que tome distancia de la administración del gobierno comunista cubano que ha adoptado sistemas de represión los meses de julio e incluso después, que son de un auténtico Estado dictatorial”. Sin embargo, aseguró que su fuerza política no abandonará al pueblo cubano, “continuaremos nuestra batalla para sensibilizar a la opinión pública, los italianos saben lo que está pasando” en la isla.

Dona Ora

Italiano