• CIENCIA Y MORAL

    Fetos abortados y vacunas: Las verdades olvidadas

    Hay doce líneas celulares provenientes de fetos abortados, y no hay que olvidar la forma atroz en la que se mata a estos niños para utilizar sus tejidos. En cuanto a las vacunas moralmente problemáticas, la Iglesia dice que sólo pueden aceptarse por grave necesidad y de forma temporal, pero protestando contra la producción de dichas vacunas y contra el uso de fetos abortados en la investigación médica. En ningún caso es posible calificar el uso de estas vacunas como un deber moral, mientras que sí lo es presionar para que se trabaje en la producción de  vacunas éticas.