San Leónidas de Alejandría

El martirio de san Leónidas de Alejandría († 202), padre del filósofo y teólogo Orígenes, tuvo lugar durante las persecuciones ordenadas por el emperador Septimio Severo

Italiano English

El martirio de san Leónidas de Alejandría († 202), padre del filósofo y teólogo Orígenes, tuvo lugar durante las persecuciones ordenadas por el emperador Septimio Severo. En su Historia Eclesiástica, Eusebio de Cesarea (c. 265-340) refiere que Orígenes fue encaminado por su padre al estudio de las Sagradas Escrituras antes que al de las disciplinas griegas. Leónidas se alegraba de ver que su hijo mostraba un gran interés por la historia sagrada, y daba por ello gracias a Dios. Y cuando el muchacho dormía, le besaba el pecho, puesto que consideraba que este era el lugar del templo del Espíritu Santo. Las persecuciones de Severo fueron particularmente duras en Alejandría de Egipto, donde Leónidas fue capturado siendo Leto el gobernador.

Sabiendo que su padre había sido encarcelado, Orígenes deseó el martirio, pero su madre llegó incluso a esconderle los vestidos para que no lo capturaran. Entonces el muchacho, de 17 años y el primero de siete hijos, escribió una carta a su padre para exhortarlo a perseverar en la fe, sin preocuparse por los vínculos terrenales: “No cambies de idea por nosotros”. Leónidas permaneció firme en la fe y fue decapitado alrededor del año 202. Las autoridades imperiales confiscaron todos sus bienes. Entonces Orígenes tuvo que ocuparse de mantener a su familia, ayudado por una señora rica. La obra teológica del hijo de san Leónidas tendrá durante mucho tiempo una gran influencia, a pesar de algunos graves errores doctrinales que fueron condenados por la Iglesia.

Italiano English