• FRAGMENTOS DEL EVANGELIO

Quién está con Dios y quién está en contra

El Hijo del hombre es señor también del sábado. (Mc 2,28)

Italiano

Sucedió que un sábado atravesaba él un sembrado, y sus discípulos, mientras caminaban, iban arrancando espigas. Los fariseos le preguntan: «Mira, ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?». Él les responde: «¿No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre, cómo entró en la casa de Dios, en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes de la proposición, que solo está permitido comer a los sacerdotes, y se los dio también a quienes estaban con él?». Y les decía: «El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado». (Mc 2,23-28)


Se le reprocha a Jesús el comportamiento de sus discípulos. Él responde que también es el Señor del sábado, es decir, que es Dios. No es la voluntad de Jesús dividir a los hombres con la revelación de su divinidad, más bien es su voluntad la que nos salva. Pero somos nosotros, con la decisión de si fiarnos o no, los que marcamos la diferencia para nuestra salvación y los que nos dividimos entre quien está con Dios y quién está en su contra. Es destacable el hecho de que no es Dios quién nos quiere condenar, sino nuestra perseverancia hasta la muerte en el pecado mortal sin conversión.

Italiano