• FRAGMENTOS DEL EVANGELIO

No sabemos cuándo será

Tened ceñida vuestra cintura y encendidas las lámparas. (Lc 12,35)

Jesús les dijo: «Tened ceñida vuestra cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los hombres que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Bienaventurados aquellos criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; en verdad os digo que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y, acercándose, les irá sirviendo. Y, si llega a la segunda vigilia o a la tercera y los encuentra así, bienaventurados ellos». (Lc 12,35-38)
 

Los cristianos deben estar siempre dispuestos a dar cuenta a Dios de cómo han administrado los dones que han recibido de Él durante su vida, día a día. ¿Los has utilizado para acercarte a ti mismo y a tus allegados a Dios? Aquí es donde el examen de conciencia que se hace cada noche es fundamental para mejorar y estar preparado cuando Dios te juzgue.

Dona Ora