• FRAGMENTOS DEL EVANGELIO

Los hombres de Iglesia fieles a Jesús

Llamó a sus discípulos, escogió de entre ellos a doce. (Lc 6,13)

En aquellos días, Jesús salió al monte a orar y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió de entre ellos a doce, a los que también nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano; Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Simón, llamado el Zelote; Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Después de bajar con ellos, se paró en una llanura con un grupo grande de discípulos y una gran muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y toda la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos. (Lc 6,12-19)

 

Durante la Pasión, Judas traicionó a Jesús y Pedro lo negó. Los demás apóstoles, con excepción de Juan, se dieron a la fuga. Parece extraño que precisamente los primeros pastores de la Iglesia, que fueron llamados por Jesús en persona, tuvieran esas dudas. Pero la historia de la Iglesia prosigue con la resurrección de Jesús de los muertos y con el don del Espíritu Santo que empezó a dar a los apóstoles un valor extraordinario que les llevaría a afrontar victoriosamente el martirio. Esto debe enseñarnos que los defectos de algunos hombres de Iglesia no deben preocuparnos porque hay otros pastores que están resistiendo heroica y silenciosamente a pesar de sufrir fuertes presiones. Además, también hay simples fieles que están manteniendo la verdadera fe con respecto a la única Iglesia de Jesucristo, que es la Iglesia católica encabezada por el papa, considerado así por todos los cardenales. ¿Te dejas llevar por el desánimo, o tienes fe total en que Jesús no dejará que falte nunca apoyo a su Iglesia y a sus fieles?

Dona Ora