San Chárbel Makhlouf por Ermes Dovico
ENTREVISTA A REYNIÉ

"El choque será con el Islam y China, pero el futuro es cristiano”

La Brújula entrevistó al politólogo Reynié: «El islamismo chino y el totalitarismo libran dos guerras: contra la separación entre política y religión, y contra la democracia. Es inevitable que los cristianos sean perseguidos”. Pero el futuro es cristiano: "Occidente intenta ganarse el favor de los países musulmanes por razones geopolíticas con resultados lamentables".

Libertad religiosa 10_08_2021 Italiano English

Para el politólogo Dominique Reynié no hay dudas: “El cristianismo y la democracia tienen su destino atado: es inevitable que los cristianos sean perseguidos. El desafío está en los modelos chino e islámico”. Así es como Reynié, profesor de ciencias políticas en Sciences Po Paris y director del famoso think tank francés Foundation for Political Innovation, decidió comisariar Le XXI e siècle du Christianisme (Éditions du Cerf). Y a la Brújula Cotidiana explicó parte de la génesis de un trabajo, asistido por diez analistas, para realizar una investigación sin precedentes: el futuro está en manos del cristianismo.

Profesor, ¿cómo se puede definir como cristiano el siglo XXI?
La cuestión religiosa ocupa un lugar central en la vida y en los asuntos públicos mundiales. En mi libro evidencio que hoy, a nivel mundial, el 84% de las mujeres y los hombres afirman ser creyentes. El cristianismo mismo se está expandiendo. Los cristianos son 2,3 mil millones de fieles (31% de todos los creyentes). Le siguen los musulmanes, con 1.800 millones de fieles (24%), hindúes (1.100 millones o 15%), budistas (500 millones o 7%) y judíos menos del 1%. Estamos entrando en una era a la vez menos democrática, más religiosa y en la que la tecnociencia jugará un rol más importante.

¿Qué contribución ha hecho la cultura cristiana a las instituciones europeas y a la modernidad? ¿Y cuál podrías regalar en el futuro?
Las ideas de una condición humana universal, de igual dignidad, de derechos humanos fundamentales y un cuestionamiento crítico de los poderes no existirían sin el cristianismo. El cristianismo es la base de la idea de democracia. Una idea que surge de un entrelazamiento entre Jerusalén, Atenas y Roma, el judaísmo, la filosofía griega y el derecho romano. Y eso también ha influido en la separación entre religión y Estado.

¿Y la Iglesia como institución?
En sí misma es una fuente demasiado poco conocida y, sin embargo, una fuente decisiva de la civilización electoral tal como la conocemos. Durante diez siglos, el milenio medieval, la Iglesia siguió siendo la única institución donde la elección no desapareció. La Iglesia ha contribuido mucho al triunfo del principio fundamental de que la autoridad no puede ser legítima sin haber obtenido el consentimiento de los gobernados. La contribución del monaquismo medieval a la “civilización electoral” es importante.

¿Es real el enfrentamiento entre musulmanes y cristianos en Europa?
Considerando que en el mundo islámico está prohibido llamarse no musulmanes, en un autoritarismo político, social, religioso y cultural, creo que los datos sobre el islam están sobreestimados. También hay muchos no musulmanes en Europa. Y otros que se convierten al cristianismo. Pero sigue siendo cierto que Europa puede convertirse en un campo de enfrentamiento entre musulmanes y cristianos, sobre todo porque algunos musulmanes están comprometidos en un proyecto político, el islamismo, con el apoyo de poderosas redes, como la de los Hermanos Musulmanes, y cada vez más países agresivos, como Turquía o Qatar.

¿Cómo es posible que el cristianismo siga siendo la fe más perseguida?
El cristianismo es, de hecho, la religión más perseguida en la actualidad: en el África subsahariana, en Oriente, en China, en la India. En el libro informo que, según el Índice mundial de persecución de cristianos, el número de cristianos asesinados por su fe aumentó en un 60% entre 2019 y 2020.

¿Dónde los cristianos sufren más persecución?
Casi la totalidad (91%) de los cristianos asesinados en 2020 se encuentran en el continente africano. Ésta es una de las consecuencias del crecimiento de los grupos yihadistas en el África subsahariana. Pero el hecho de que el cristianismo esté al borde de la extinción donde nació, en Oriente, depende de que sea una de las fuerzas que fundaron la sociedad civil frente a la autoridad política y tiene una mirada crítica sobre el poder y su ejercicio: es portador de la separación entre lo político y lo religioso, por eso asusta.

¿Asusta sobre todo el islam?
El islamismo y el totalitarismo chinos están conduciendo tanto a una guerra contra la separación de la política y la religión, como una guerra contra la democracia. El cristianismo y la democracia tienen un destino atado: es inevitable que los cristianos sean perseguidos.

¿Qué desafíos impone el islam a la Europa cristiana y son reconocidos como tales?
Si por un lado está el modelo chino que encarna el poder político que se apodera totalmente del ámbito religioso confiscando toda independencia, por otro está el islámico. El islamismo es la religión que también representa el poder temporal: otra versión de un sistema totalitario. Este es el desafío que el islamismo plantea a Europa. Y surge un inevitable enfrentamiento entre democracia y cristianismo.

El genio cristiano produjo una civilización con vocación universal. Ahora que los ciudadanos ya no se sienten herederos, ¿cuál piensa que será el destino de Europa?
Es el momento histórico del declive de las grandes ideologías políticas. Sin embargo, estas ideologías servían como marco para el pensamiento, como un sistema para representar el presente y para proyectarse hacia el futuro. Europa redescubrirá sistemas de creencias, religiosos o políticos. Probablemente se reencontrará en el cristianismo. Titulé mi libro “El siglo XXI del cristianismo” para conmemorar la longevidad de esta religión. Considerando la profundidad de sus raíces, pensando en todo lo que ha pasado esta religión y en todo lo que ha sobrevivido, se llega a pensar que no va a desaparecer.

Ayer, cuna del Evangelio, mañana el Oriente Medio se convertirá en museo de la Iglesia. ¿Por qué Occidente sigue ignorando la persecución?
La respuesta es difícil. Los occidentales sufren por el pasado de su imperio. La ignorancia los lleva a confundirlo todo. Estoy seguro de que muchos imaginan que los cristianos de Oriente vinieron como colonizadores con los cruzados. ¿Sabemos todavía que los cristianos están seis siglos por delante de los musulmanes en Oriente?

La tendencia es a justificar cada cosa...
Occidente intenta conquistar el favor de los países musulmanes, o al menos ofenderlos lo menos posible. Lo hace por razones geopolíticas, pero los resultados son muy modestos, si no lamentables.

¿Sobrevivirá la libertad de culto hasta el siglo XXI?
La globalización plantea serios interrogantes a la humanidad: nuestros deberes con la vida, la universalidad de la condición humana, la igualdad, la solidaridad, la ética de la acción. Las religiones no pueden callar. La libertad de culto es prueba de la condición de separación entre política y religión. Podemos decir que no hay libertad ni religión si Dios es obligatorio, como en los regímenes islamistas, o se debe estar inscrito en el Partido, como en China.