• LATINOAMERICA

Comunismo: el virus latino que también se propaga en Europa

Hay un virus mucho más insidioso que el Covid-19: el Comunismo disfrazado de Socialismo del Siglo XXI. Desde la caída del Muro de Berlín hasta el nacimiento del Foro de Sao Paulo (ahora Grupo de Puebla) y sus victorias electorales gracias al apoyo financiero de Chávez. El senador colombiano Gaviria explica el progreso del peligro "rojo" en América Latina y advierte que el papel protagonista, que una vez ocupaba Venezuela y Cuba, hoy lo tiene la izquierda española.

Italiano

América Latina se ha transformado en el epicentro de la pandemia Covid-19, con más de 1,3 millones de infectados y más de 65.000 muertos, según registros de la estadounidense Universidad Johns Hopkins, con el agravante de no contar con sistemas de salud eficientes que puedan asistir a la población. Sin embargo, existe un virus mucho más peligroso que se está difundiendo con fuerza en el continente: el comunismo, disfrazado en su mutación latinoamericana conocida como Socialismo del Siglo XXI.

Es el “virus latino” que avanza de forma sistemática y lo explicó muy bien el senador colombiano por el Centro Democrático José Obdulio Gaviria, durante un encuentro online organizado por el portal Stroncature (ver video aquí).  “Desde la caída del muro de Berlín, desde 1989 en adelante, Latinoamérica vivió el nacimiento de una corriente organizada desde el Foro de Sao Paulo, con la acción de los partidos marxistas, comunistas y de la izquierda latinoamericana, populistas algunos. A partir de 1991, esta corriente comienza a tener expansión y crecimiento, hasta que en el año 98 obtiene su primer fruto, con el triunfo electoral en Venezuela de lo que hoy es el Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV), mejor conocido como el movimiento chavista”, dijo.

Para entender las derivas autocráticas que amenazan occidente, se debe conocer a fondo el “virus latinoamericano”, por lo que en la Brújula Cotidiana quisimos presentar el aporte del senador Gaviria en píldoras.

Los triunfos electorales obtenidos por el Foro de Sao Paulo en la primera década del siglo XXI, fueron posibles gracias al apoyo económico suministrado por Hugo Chávez y a sus vínculos directos en Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Ecuador. “Es decir, en el año 2010 el Foro de Sao Paulo tenía ya una amplia hegemonía en el escenario de la política Latinoamericana, obviamente a través de Cuba y Nicaragua, buena parte producto de los acuerdos de ayuda y de regalo del petróleo venezolano, implementado por Chávez, a los países de Centroamérica y del Caribe (conocido como Petrocaribe)”. 

Luego con la muerte de Hugo Chávez y la debacle de la economía venezolana, el Foro de Sao Paolo ha perdido poder en el continente, pero eso no quiere decir que haya perdido su influencia, pues hoy se ha reorganizado bajo la figura del Grupo de Puebla. Con la peculiaridad de que “le da cierta penumbra a la presencia de Cuba y de Venezuela, sin que se pueda afirmar que en el grupo de Puebla no estén Cuba y Venezuela”.

Y hay una novedad que resulta muy peligrosa para Europa: el senador colombiano alertó que el protagonismo que antes tenían Venezuela y Cuba, ahora lo tienen figuras de la izquierda española. En la última reunión del Grupo de Puebla, realizada de forma virtual, “lideraron la reunión el expresidente Rodríguez Zapatero y el actual asesor económico del gobierno español Alfredo Serrano, cercano al partido Podemos y que también fue asesor económico de Hugo Chávez”. Asimismo, participaron el expresidente de Colombia Ernesto Samper, el ex candidato colombiano y senador Gustavo Petro, y miembros del grupo terrorista FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Resaltó también la presencia del demócrata y economista norteamericano Joseph Eugene Stiglitz.

Las alianzas con China han contribuido a la difusión del “virus latino”.  “Esta izquierda Latinoamericana ha mantenido una muy fluida alianza con el gobierno chino y con el partido comunista chino”, afirmó sin titubeos José Obdulio Gaviria, explicando además las pruebas de tales alianzas. “Todos los países centroamericanos tenían relaciones con Taiwán, pero para poder fomentar y construir relaciones de comercio con China, tuvieron que romper esta relación.  Esto muestra que la relación en general del continente con China es una relación amplia, dinámica y en bastante crecimiento. De hecho, hoy China es el primer socio comercial en algunos de los países en donde siempre lo fue Estados Unidos”, dijo.

El futuro de las ideas liberales en América Latina está comprometido. Chile, que era el país con el mejor resultado económico por sus políticas liberales, “prácticamente se ha rendido a la movilización promovida por el partido comunista y abrió las puertas a la convocatoria de una constituyente que conllevará a la formulación de una Constitución no liberal”. También es muy factible, por ejemplo, que “el actual gobierno Kirchnerista de Argentina traslade sus ideas socialistas hacia la legislación extraordinaria para la solución de la crisis posterior a la pandemia”.

En Colombia, mediante la discusión de los decretos del Estado de Emergencia en el Congreso, podría ser aprobada la aplicación de la renta universal. “Nos convertiría en el primer laboratorio de aplicación y ensayo de lo que viene predicando desde hace tiempo el Partido Podemos, a través de Alfredo Serrano y Juan Carlos Monedero. Se ha dicho que sería provisional pero no se dice cómo financiarlo, incluso se ha insinuado el uso de las reservas internacionales de Colombia (cercana a 54 mil millones de dólares)”.

Además, los 5 curules otorgados sin voto popular a los terroristas de las Farc en el Senado (como consecuencia de los supuestos “Acuerdos de paz”) y con la presencia de Gustavo Petro, que también tiene un puesto por haber llegado de segundo en las últimas elecciones, se crea un desbalance de fuerzas que podría orientar al país hacia fórmulas de intervencionismo estatal, de impuestos al patrimonio, de bloqueo a los acuerdos de libre comercio y de medidas de control de precios.

“Es posible que Colombia tenga un gobierno aliado al grupo de Puebla en las elecciones del año 2022 y es tanto menos posible que en Venezuela exista un replanteamiento político. De hecho, en los partidos de la coalición de opositores al expresidente Chávez, las ideas del intervencionismo económico pueden ser incluso predominantes, porque el partido Voluntad Popular, que es el partido de Juan Guaidó, es un partido de la Internacional Socialista”.

También hay que incluir un elemento muy pernicioso: “la presencia de un núcleo muy poderoso en el partido demócrata norteamericano de personas cercanas al Socialismo del Siglo XXI o por lo menos con alianza política, como por ejemplo Bernie Sanders; pero, más grave aún, el hombre más importante en la definición de las políticas frente a América Latina, Doug Jones, es más cercano a las FARC que a los partidos democráticos de América Latina”, señaló el senador colombiano.

En fin, “la región tiene dos de los tres países con menores libertades económicas en el mundo. En el ranking mundial los primeros países que han logrado enriquecerse con libertades económica son Singapur, Taiwán y Corea del Sur; en la cola del ranking están dos países Latinoamericanos junto a Corea del Norte, que son Cuba y Venezuela”, puntualizó.

Italiano