• ENTREVISTA

Así persigue el Gobierno rojo a los católicos en España

“Iglesias quemadas y un plan sistemático para expulsar a la fe de la vida pública: es así como el Gobierno de Podemos-Psoe está convirtiendo España en un lugar de martirio para los católicos”. La Brújula Cotidiana entrevista a María García, presidenta del Observatorio de la Libertad Religiosa. “La Iglesia no quiere enfrentarse, tiene miedo a un posible cierre de colegios, pero el acuerdo gubernamental entre Sánchez e Iglesias prevé cambios en la libertad de la Iglesia”. Los católicos son el blanco de los anarquistas, comunistas, satanistas y activistas de extrema izquierda. ¿Denunciar? “Sí, pero con la policía interrumpiendo las Misas, ¿cómo podemos sentirnos protegidos?”.

Italiano

“Europa se ha convertido en una tierra de martirio para los cristianos y España va por delante en esta creciente persecución”. No se trata - por el momento - de lamentar la pérdida de vidas humanas, sino que el martirio de los católicos se plantea en forma de una libertad de opinión cada vez más limitada y con la incolumidad de los edificios de culto en peligro. Y por si no era ya suficiente, la pandemia ha aumentado estas restricciones a la libertad.

Cuando el Observatorio para la Libertad Religiosa en España ha documentado que los casos contra los católicos han aumentado incluso en comparación con el 2018, es obvio de que la voz de alarma no es algo injustificado, más aún ahora que hay tres partidos en el Gobierno (Podemos, PSOE e Izquierda Unida) que muestran una actitud de “laicidad beligerante” contra la Iglesia y los católicos.

María García preside el Observatorio que desde hace catorce años documenta y sensibiliza sobre todas las formas de persecución que sufren los católicos españoles y advierte que en Italia se empiezan a ver varios casos de limitación de la libertad de culto: “También en Italia está pasando, los primeros signos se han visto con las interrupciones de las Misas durante el encierro”.

María, usted habla de un secularismo beligerante en los tres partidos que gobiernan. ¿De qué ataques estamos hablando?
Podemos, PSOE e Izquierda Unida son responsables de ataques verbales peligrosos que animan a los alborotadores y también la violencia en las calles.

¿Qué palabras usan contra los católicos?
Podemos es el partido que más ataca la libertad religiosa, está involucrada en 19 casos, PSOE e IU en 14 casos.

¿Qué tipo de ataques son?
La mayoría de ellos son lo que definimos como “laicidad beligerante”, es decir, tratar de limitar la religión en la esfera pública, sofocar los símbolos religiosos, tratar de extinguir el papel público de los religiosos, limitar la libertad de los colegios. Hay un caso paradigmático de un activista de Podemos que fue a un instituto a dar una conferencia...

¿Y qué pasó?
Cogió un crucifijo, lo robó y publicó fotos en sus redes sociales con actitudes ofensivas.

¿Son ataques improvisados o alguien lo dirige?
Es una estrategia muy clara, política y anticatólica: todo comenzó con el acuerdo pre-gubernamental que dio lugar al nacimiento de la alianza de Podemos con el PSOE. El partido de Iglesias exigió al presidente Sánchez que pusiera por escrito un acuerdo para eliminar el artículo del código penal que protege los sentimientos religiosos de los ataques.

¿Y  Sánchez se lo concedió con tal de conseguir formar gobierno?
Exacto. Históricamente, el PSOE siempre ha seguido una política de eliminación de los acuerdos estatales con las confesiones religiosas. Éste es el marco político dentro del que se desarrolla la persecución.

Somos propensos a oír hablar de católicos perseguidos en África u Oriente Medio, no en Europa...
Tenemos que acostumbrarnos a ver la persecución aquí también. En España, el vandalismo y los ataques políticos a las iglesias están a la orden del día. De hecho, en la actualidad ya se está intentando obstruir el pleno derecho del creyente a manifestar su fe en la vida pública. El objetivo principal de estas políticas es lograr una persecución suave, haciendo que la religión desaparezca de la esfera pública.

¿El Observatorio ha sido creado para denunciar todo esto?
No somos los únicos en Europa: en Francia hay una realidad similar y en Europa también hay un Observatorio que registra casos de nuestro continente.

¿Qué dice la Iglesia sobre esta lucha contra la religión?
La Iglesia como jerarquía eclesiástica no quiere enfrentarse con el Estado porque teme que los colegios católicos sean cerrados y que el Gobierno haga que tanto asociaciones como entes católicos de ayuda y asistencia paguen el IBI. En realidad sería una discriminación porque ya hoy en día las asociaciones que realizan actividades socialmente relevantes, incluyendo sindicatos y partidos, no lo pagan. Sería una discriminación si sólo la Iglesia tuviera que pagarla, por eso los obispos están intentando negociar.

Los datos se refieren a 2019, pero ¿qué cree que pasará con los números de 2020 después del encierro?
Imaginamos que habrá un nuevo incremento. Durante el estado de alerta la persecución ha seguido aumentando.

El decreto que reguló la cuarentena en la fase 1 no prohibió las Misas, a diferencia de Italia.
Es cierto que se ha permitido el culto público, pero muy pocos obispos la han favorecido (como por ejemplo el obispo de Alcalá, monseñor Reig Pla).

Entonces, ¿dónde está el problema?
Que a los fieles no se les permitía salir de la casa por ningún motivo, y mucho menos para ir a Misa. Limitaron la libertad de culto sin prohibirla abiertamente. Muchos fueron multados. Una contradicción muy seria.

¿Desde su Observatorio han presentado alguna protesta?
Le hemos pedido explicaciones al Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska...

¿Y qué ha dicho?
Ha justificado la contradicción.

Mientras tanto, sin embargo, hemos visto a las fuerzas del orden interrumpir las Misas más violentamente que en Italia.
La mayoría de los obispos no consintieron el culto público y, por tanto, los pocos que lo permitieron terminaron en las “garras” de la policía, que ha interrumpido varias Misas: Granada, Madrid, Alcalá… Pero lo más grave ha ocurrido en Sevilla.

¿Qué ha sucedido?
No era una parroquia, sino una casa religiosa. Un sacerdote estaba celebrando la Misa cuando la policía entró y lo bloqueó todo. Un vecino había avisado a la policía. El domingo de Corpus Christi se ha impedido salir a la calle con las procesiones. Aquí podemos comprobar otra contradicción y discriminación, porque los conciertos con límite de aforo sí se pueden celebrar. 

¿Cuáles son los partidos que defienden en cambio la Libertas ecclesiae?
El PP y Vox.

¿Qué se puede hacer a nivel europeo?
Hemos tratado de involucrar a los políticos dando publicidad al Informe y también a la OCDE que trabaja en la cuestión de crímenes por odio. Estamos en contacto con el Departamento de Estado de EE.UU. que utiliza nuestros informes y nos consulta para dar a conocer la situación.

¿Se puede decir que la situación ha empeorado en los últimos años?
Sí, los ataques a las iglesias se han multiplicado por siete.

¿Quiénes son los autores?
Grupos anarquistas, comunistas y satanistas.

¿Y los partidos del Gobierno están “azuzando” el fuego?
Sí, cada 8 de marzo un grupo feminista ataca las iglesias durante las manifestaciones promovidas por los partidos de izquierda. Gritan “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal”. Hemos denunciado a todo el mundo. En abril vimos un caso paradigmático de un asalto de grupos LGBT al obispo Reig Pla en la iglesia.

Si lo han denunciado, entonces la policía estará investigando...
Hay una comisión que depende del Ministerio del Interior. También está investigando los ataques durante la Semana Santa.

¿Se sienten protegido por las fuerzas del orden?
Son los mismos policías - locales o nacionales - que interrumpieron a las Misas durante el estado de alarma. Dependen de lo que el Gobierno les pida que hagan. ¿Usted se sentiría protegido así?

Italiano