• LAICISMO

    El gobierno español declara la guerra a las Cruces

    La nueva ley de Memoria Democrática también tiene como objetivo la cruz más alta del mundo, situada en el Valle de los Caídos, de donde se sacó el cuerpo de Francisco Franco hace tres años. Los monjes benedictinos también tendrán que irse para convertir el lugar en un símbolo democrático. Y esto es sólo parte de una guerra contra todas las cruces en España.