Santo Tomás Moro por Ermes Dovico
EL DOCUMENTO

La UE conoce el riesgo de miocarditis, pero sigue instando a vacunarse contra la Covid

La Comisión actualiza el registro de medicamentos autorizados y admite el mayor riesgo de pericarditis y miocarditis tras las vacunas contra el Mrna, con muertes incluidas. Aun así, sigue recomendando la próxima campaña de vacunación contra un virus que ya es poco más que un resfriado.

Internacional 27_09_2023 Italiano

Todo está escrito claramente en un documento oficial de la Comisión Europea: las vacunas contra la Covid provocan miocarditis y, en algunos casos, ingresos en la unidad de cuidados intensivos e incluso la muerte. Habíamos empezado con aquello de “es la vacuna más segura del mundo y de la historia” y ahora, tras dos años de mentiras, hemos llegado a una afirmación que la experiencia real ya había ilustrado sobradamente.

El documento es el Registro Europeo de Medicamentos, prácticamente la biblia del medicamento, que contiene todas las especificaciones de los más de 1300 principios activos que componen la farmacopea universal de medicamentos de uso humano y veterinario aprobados para su comercialización por la Comisión de la UE.

Pues bien. El anexo I describe las especificaciones actualizadas de las inoculaciones de Comirnaty MRna de Pfizer/BioNTech y Spikevax de Moderna.

Tras la vacunación con Comirnaty –se puede leer-, existe un mayor riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis. Estas afecciones pueden desarrollarse a los pocos días de la vacunación y se han presentado principalmente a los 14 días. Se observaron con mayor frecuencia tras la segunda dosis de vacuna y en varones jóvenes (véase la sección 4.8). Los datos disponibles indican que la mayoría de los casos se resuelven. Algunos casos han requerido cuidados intensivos y se han observado casos mortales”.

En el caso del medicamento de Moderna, en cambio se lee: “Tras la vacunación con Spikevax existe un mayor riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis. Estas afecciones pueden desarrollarse a los pocos días de la vacunación y se han producido principalmente a los 14 días de la vacunación. Se han observado con mayor frecuencia en varones jóvenes, y más a menudo después de la segunda dosis que después de la primera (ver sección 4.8). Los datos disponibles indican que la mayoría de los casos se resuelven. Algunos casos requirieron cuidados intensivos y se observaron casos mortales”.

Son dos descripciones iguales de un mayor riesgo de desarrollar la peligrosa infección cardiaca. No está mal para un medicamento que se ha administrado a millones de ciudadanos y se ha hecho pasar por muy seguro. Imagínese lo que habría ocurrido si, en plena campaña de vacunación, la Comisión Europea nos hubiera advertido de que existía tal riesgo con las dos vacunas. ¿Cree que para prevenir o proteger contra un virus curable a casi toda la población, la gente habría corrido el riesgo de exponerse a una miocarditis? Obviamente no, y esto habría tenido un efecto en cadena en la campaña masiva que ha alcanzado más de 50 millones de inoculaciones en Italia. Sin embargo, el riesgo de inflamación cardiaca ya había sido señalado, pero sólo ahora, en vísperas de la campaña de otoño, la Comisión se ve obligada a admitirlo después de que la propia Ema hubiera incluido este peligro potencial en su luz verde a la nueva vacuna.

En resumen: no sólo son los dos fabricantes del fármaco los que admiten la peligrosa reacción adversa, sino también la propia institución que ha estado presionando a los Estados para que vacunaran al mayor número de personas posible, logrando tasas de adhesión casi universales en países como Italia.

Esto lo cambia todo –comenta la abogada Renate Holzeisen en un post-. La EMA y la Comisión Europea admiten por fin las muertes por las ‘vacunas’ contra la Covid-19 Comirnaty de Pfizer/BioNTech y Spikevax de Moderna. Exigimos la dimisión inmediata de los magistrados del Tribunal Constitucional”.

De hecho, el Tribunal Constitucional había rechazado las cuestiones relativas a la obligación de los médicos precisamente sobre la base de un principio que no sólo no estaba probado, sino que estaba desmentido por los hechos, a saber, que, si bien admitía en teoría el riesgo de efectos adversos, la literatura científica y las instituciones de control habían descartado cualquier tipo de problema. No fue así: por el contrario, el Tribunal justificó la imposición de la vacunación al personal sanitario y confirmó las suspensiones de empleo impuestas por el Gobierno a los trabajadores sanitarios que, en nombre del principio de autodeterminación, habían decidido no someterse a la vacunación, perdiendo así su salario y, en algunos casos, su puesto de trabajo.

Según Holzeisen, “esto es imperdonable, se ha condenado a la población al matadero”. Fuertes palabras las del abogado del Tirol del Sur, que recuerda los términos de una larga y dolorosa batalla para hacer valer el derecho a no vacunar: “Nosotros (unos pocos) abogados hemos señalado desde 2021 –con creciente desesperación sobre la base de documentación oficial, como el RMP (Risk Management Plan = Plan de Gestión de los Riesgos) de los fabricantes- que faltaba información fundamental sobre la seguridad de estas sustancias experimentales basadas en la ingeniería genética”.

Y prosigue: “Sabíamos lo que iba a pasar, porque sabíamos que estas sustancias iban a causar a un gran número de personas a corto, medio o largo plazo daños muy graves para la salud e incluso la muerte. Los datos oficiales han demostrado muy pronto que estas sustancias causan un enorme número de muertes y otros casos de daños graves irreversibles. No podemos perdonar a los responsables de la justicia y de la administración local y nacional este incumplimiento total y letal para con los ciudadanos”.

La actualización europea arroja una luz desacreditadora sobre la próxima campaña de vacunación: la Covid es poco más que un resfriado, ¿quién sería tan insensato como para arriesgarse a sufrir una afección cardiaca con la esperanza de evitar contraer un virus tratable? ¿Y ahora qué pasa con la sentencia del Tribunal Constitucional? Seguro que hoy habría más elementos para lograr una victoria y afirmar así el sacrosanto principio de que la salud no puede ser instrumentalizada ni sometida a los intereses del poder.

E incluso el recurso que el Comité italiano Ascoltami interpuso ante el TEDH, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, podría encontrar, con esta admisión, una vía para ser considerado y analizado sin prejuicios. Pero todo esto se ha hecho a costa de muertes y lesiones a menudo irreversibles, que aún hoy no han sido escuchadas y atendidas como se merecen.



Comité Ascoltami

Las víctimas de las vacunas en Italia piden una comisión de investigación

21_06_2022 Andrea Zambrano

Por primera vez en Italia, el comité que representa a 1.800 víctimas de la vacuna anti-Covid se reúne y pide ahora una comisión parlamentaria de investigación sobre los daños de la vacuna. Médicos, periodistas y muchos heridos en el congreso y muchas pruebas desmoronando el mito. De María y Venecia: “Hay un hilo conductor entre la covid larga y las reacciones adversas”; Donzelli: “La cobertura después de seis meses de las personas vacunadas con las tres dosis ya es negativa, los no vacunados se infectan menos que los vacunados”; Frajese: “Ha habido un adormecimiento de las conciencias”; Savini: “En mis pacientes vacunados +30% de enfermedades”.

EL CASO EN EE.UU.

La hermana Dede gana sin ceder al chantaje de las vacunas

15_04_2022 Luisella Scrosati

Sor Deirdre Byrne, para sus enfermos Sor Dede, es la superiora religiosa y excoronel del ejército de los Estados Unidos que no se inclinó ante el chantaje de las vacunas. Tras una larga batalla legal, logró una primera victoria. Esto es lo que nos enseña su responsabilidad.

EL INFORME

Vacunas y contagios, The Lancet demuele el Pase Verde

16_02_2022 Paolo Gulisano

La revista médica británica publica un estudio en el que se demuestra que las vacunas contra el Covid no interrumpen la transmisión del virus. Las personas vacunadas tienen un pico de carga viral similar al de los casos de los no vacunados y, por lo tanto, pueden transmitir la infección. Resultados que hacen pedazos la lógica del pase vacunal.

IGLESIA

¿Periodistas católicos o vendedores de vacunas?

31_01_2022 Riccardo Cascioli

El Consorcio de medios de comunicación católicos “Catholic Fact-checking” recibió ayer un solemne reconocimiento por parte del papa Francisco, quien le concedió una audiencia. Es la consagración de un compromiso sin precedentes para la difusión de las vacunas, pero no podemos dejar de preguntarnos si ésta es la misión de la Iglesia.

EL PREMIO NOBEL EN MILÁN

Virus, bacterias y vacunas: Las verdades ignoradas de Montagnier

19_01_2022 Paolo Gulisano

El profesor Luc Montagnier ha intervenido el pasado sábado en Milán durante una manifestación contra el certificado Covid y la dictadura sanitaria. Según el Premio Nobel, ha habido enormes errores estratégicos. Uno de estos errores es no tener en cuenta que el virus también entra en el cuerpo humano a través de las bacterias.

Investigación

Si los medios de comunicación católicos pro vacunas son pagados por Soros y Gates…

12_01_2022 Riccardo Cascioli

El consorcio de medios de comunicación católicos, catholic-factchecking.com, liderado por Aleteia y vinculado a la Santa Sede, es un proyecto para silenciar a los periodistas católicos no alineados, financiado por grandes lobbies internacionales contra la vida y la familia, en alianza con las grandes empresas farmacéuticas que fabrican las vacunas.  De este modo se explican muchas cosas…