Santo Tomás Moro por Ermes Dovico
COMUNISMO

Hija de Raúl Castro recorre Italia para darnos lecciones de “derechos”

Milán, Génova, Turín, Florencia, Roma, Pescara, Catanzaro y Cosenza son las ciudades de la gira italiana que inició este miércoles la sobrina de Fidel Castro, Mariela Castro Espín. Se trata de un pez gordo del régimen comunista cubano y dará conferencias sobre “derechos humanos y derecho de familia”, hablando desde el púlpito de un Estado que aún tiene más de mil presos políticos, que reprime la libertad de expresión y que ha destruido miles de familias. Organiza la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba y también Anpi. Protestan los exiliados cubanos. El Senador Giulio Terzi lanza un llamado por la libertad en Cuba.

Internacional 16_02_2023 Italiano

Milán, Génova, Turín, Florencia, Roma, Pescara, Catanzaro y Cosenza son las ciudades de la gira italiana de la sobrina de Fidel Castro, Mariela Castro Espín, organizada por la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (ver calendario aquí); brazo operativo de la Embajada de Cuba en Italia y que trabaja en estrecha colaboración con la red de Comunistas Italianos. Además, participan la Asociación Nacional de Partisanos de Italia (ANPI), la red de centros de cultura de izquierda Arci y la comunidad LGTB con Arcigay.

“Es un intento de atentar contra la democracia italiana”, denunció la diáspora cubana a través de un comunicado firmado por Sayde Chaling Chong y Yusil Gascón, de la Alianza Europea Iberoamericana contra el Comunismo (AIECC), y por Sara Sánchez, presidenta del Consejo Europeo-Cuba, coalición de disidentes en Europa por la libertad de la isla.

Mariela Castro es un pez gordo del régimen cubano: es hija del expresidente Raúl Castro y hermana de Alejandro Castro, titular del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Cuba, organismo al que pertenecen todos los departamentos de inteligencia y contrainteligencia del gobierno cubano. Por si fuera poco, es diputada desde febrero de 2013; y, como sexóloga de profesión, también es directora del Centro Nacional de Educación Sexual de La Habana (CENESEX), por lo que es una activista LGBT.

La presencia de Mariela Castro en Italia “es una burla sin precedentes. La hija del dictador pretende reciclar una vez más un sistema político de partido único, que persigue la libertad de expresión y que actualmente tiene más de 1.000 presos políticos”, se lee en el comunicado de los disidentes cubanos en Europa.

Resulta paradójico leer los temas que abordará la señora Castro: “derechos humanos y derecho de familia”. Verdaderamente insólito si recordamos el currículum de terror de los 63 años del régimen comunista y que, tras las protestas del año 2021, detuvo a más de 5 mil ciudadanos. Asimismo, la ONG española Prisoners Defenders, asegura que actualmente tiene 1.057 presos políticos. Situación que hemos denunciado en varios artículos (leer aquí, aquí y aquí).

Además, la hija del tirano Raúl Castro pretende hablar de “familia” en Italia cuando viene de un país donde el comunismo ha destruido a cientos de familias, víctimas del éxodo y la prostitución rampante; y pretende hablar de los derechos de la comunidad LGTB, cuando el mundo sabe que la llamada “revolución” siempre ha perseguido a los homosexuales. El régimen de Fidel es conocido, en la década de 1960, por los campos de concentración "UMAP" (Unidad Militar de Ayuda a la Producción), en donde los homosexuales eran internados y condenados a trabajos forzados. Y, aún hoy, “sabemos por numerosos testimonios que sólo se admiten homosexuales comunistas, el resto son perseguidos”, confirma el comunicado de los disidentes.

Cabe señalar que, a pesar de su rol oficial como parlamentaria cubana, algunos miembros del Parlamento italiano confirmaron a la Brújula que no fueron informados sobre la presencia de Mariela Castro en Italia. Entre ellos el Senador Giulio Maria Terzi di Sant'Agata (Presidente de la Comisión Política de la Unión Europea del Senado de la República), quien en enero pasado apoyó el “Foro Democracia y Derechos Humanos para Cuba”, que dio espacio a la voz de las víctimas del régimen en Italia. “Tengo bien presente lo que he escuchado de voces conmovedoras, a menudo incluso desesperadas, de disidentes cubanos, exiliados de un país que aman y del cual tuvieron que huir; algunos de ellos tras haber sufrido prisión por ser considerados disidentes políticos, incluso malos tratos y torturas”, denunció el también excanciller italiano.

El senador Giulio Terzi aprovechó la ocasión para hacer un llamado por el verdadero respeto a los derechos humanos en la isla: “Espero que la honorable Mariela Castro traiga noticias, pruebas y testimonios validados por los refugiados políticos cubanos en Italia y en Europa que demuestren que en realidad están trabajando para cambiar esta situación insostenible e inaceptable. El respeto de los derechos humanos, las libertades fundamentales, las libertades políticas, la libertad de información, la libertad de creer y no creer, la libertad de prensa, las libertades sindicales, la libertad de reunión y de hablar libremente, la capacidad de estar frente a un poder que reconoce la pluralidad en todos los sentidos, no sólo en los sentidos que convienen al poder y a la propaganda del poder. Que todas estas libertades sean de verdad reconocidas por el sistema parlamentario y político del cual Castro forma parte”.

El comunicado de los disidentes cubanos en Europa recordó que la Unión Europea en su resolución 1481/2006, “condena enérgicamente los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios, equiparando el comunismo y los estados comunistas con el fascismo y el nacionalsocialismo por ser similares en crímenes de lesa humanidad, la ideología del odio y la tiranía de sus gobiernos”.

En consecuencia, los cubanos en Europa exigen que se prohíba la ideología comunista como se hace con el fascismo. La presencia de Mariela Castro en Italia “es un intento de subvertir y contaminar la democracia de la República Italiana y los valores europeos”.