• ESPAÑA VIOLENTA

“Fuego al clero”: Twitter no condena el odio al cristianismo

Revolución en España. Los ataques en Twitter de la campaña #Fuegoalclero han comenzado al mismo tiempo que el debate sobre la Ley Celaá que quiere limitar la educación concertada, concretamente los centros católicos, y la asignatura de Religión. Twitter España y su directora general no han intervenido a pesar de las numerosas quejas y el pueblo cristiano reacciona con el hastag #Yoapoyoalclero. La izquierda intenta recrear el mismo clima de la Guerra Civil en la que más de 4.000 sacerdotes fueron asesinados. En los últimos cinco años (desde que Podemos existe) los ataques a las iglesias y los cristianos se han multiplicado por siete.

Italiano

Hace una semana fue tendencia en la red social twitter en España #Fuegoalclero. No fue casual, sino que seguramente estuvo orquestado por grupos de extrema izquierda.

Esta etiqueta (o “hashtag”), que tuvo miles de tuits, llega justo en los días en los que se debate la nueva ley de educación, conocida como la Ley Celáa. Esta norma busca arrinconar a la educación concertada en España (la mayoría de los colegios concertados tienen un ideario católico) y a la asignatura de Religión.

Para muchos grupos laicistas la ley debería ir más allá: para ellos solo debe existir la educación pública, y la asignatura de Religión debería desaparecer (sea católica, evangélica o musulmana). Según estos movimientos, en los centros educativos concertados y en esta materia, se adoctrina a los niños, y ellos son los únicos que hacen a los niños “libres” (cuando en la escuela pública se está adoctrinando a los niños en múltiples aspectos, como el pensamiento LGTB). Además, se “saltan a la torera” el artículo 27.3 de la Constitución Española, que garantiza a los padres poder educar a sus hijos según sus propias convicciones.

Estos sectores laicistas han intensificado sus artículos en prensa en contra de estos colegios concertados y la asignatura de Religión, llegando en muchos casos al ataque expreso a los creyentes. En verdad, llevan escribiendo sobre este tema meses y años, pero su pluma se ha soltado aún más en los últimos meses.

“Arderéis como en el 36”
#Fuegoalclero está estrechamente ligada al lema “Arderéis como en el 36”, que ha aparecido en numerosas ocasiones pintado en iglesias, a veces durante el 8 de marzo, Día de la Mujer, junto con símbolos feministas. Se refiere al deseo explícito de volver a la Guerra Civil de 1936, cuando en solo dos meses 142 templos fueron incendiados. Esta “quema de conventos” seguía a la de 1931 (inicio de la II República) y la de 1934 (Revolución de Asturias) y tenía los mismos instigadores: el Frente Popular (comunistas y anarquistas). También en la Guerra Civil fueron asesinados 13 obispos, 4.184 sacerdotes, 2.365 religiosos y 283 religiosas, muchas de éstas, además, violadas. Ya en 1934 habían asesinado a más de una treintena de religiosos.

Los mismos que tachan a la Iglesia Católica y a algunos partidos de “nacionalcatolicismo”, de “querer volver al régimen de Franco”, etcétera, incitan a la violencia guerracivilista.

Junto con el “Arderéis como en el 36”, otro lema que se repite en pintadas en iglesias es “La iglesia que más ilumina es la que arde”, mientras que otras veces cantan en manifestaciones (especialmente feministas radicales) “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal”.

Fuego, violencia, odio.

¿Respondió Twitter?
Ante el delito de odio de la etiqueta “Fuegoalclero”, muchos fueron los usuarios de la red social que lo denunciaron ante Twitter España y su directora general, Nathalie Picquot. Ya sabemos que la plataforma actúa cuando ellos creen que algo es mentira. Pero en este caso, no hubo ninguna respuesta… Una vez más, los cristianos son ciudadanos de segunda.

Muchos tuiteros comenzaron entonces a lanzar la etiqueta #Yoapoyoalclero, demostrando con datos y testimonios la necesaria y entregada labor de los sacerdotes y llegando a ser tendencia. Frente al odio, respondieron con perdón.

Los cristianos, la religión más atacada
Según el “Informe de Ataques a la Libertad Religiosa en España”, que realizamos cada año desde el Observatorio para la Libertad Religiosa en España, en 2019 se registraron 55 ataques a templos, la mayoría contra iglesias. Este número se ha multiplicado por siete en los últimos cinco años, es decir, desde 2014, año en el que el partido comunista Podemos irrumpió en el tablero político.

De los 175 ataques que tuvieron lugar en el año pasado (divididos en cinco apartados: violencia física contra personas, ataques a templos, vejaciones a creyentes, escarnio a la religión y laicismo beligerante), el 80% tuvieron como objetivo los cristianos.

La religión cristiana es la más atacada en el mundo. En Europa, el ataque no suele ser físico, pero sí que se atacan los templos, como hemos visto, y a los creyentes en su entorno social. Se busca que los cristianos no se manifiesten como tales en la vida pública y que solo vivan su fe en privado. Los insultos en redes sociales son numerosos (es imposible contabilizarlos), pero queda claro que cuando se convierten en tendencia en una red social (y además esta no hace nada) es una acción orquestada que tiene como objetivo hacer efectivo un laicismo beligerante que encierre a los cristianos en sus casas y sus capillas.

*Presidenta del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (España)

 

Italiano