• COVID Y PROPAGANDA

Covid en Brasil: epidemia mediática contra Bolsonaro

No pasa un día sin hablar de la masacre de Covid de Jair Bolsonaro en Brasil. Pero ¿se lo "merece"? Si, en términos absolutos, ocupa el segundo lugar en número de muertes, en comparación con su población, la situación no parece tan dramática. Peor que Brasil está Italia y gran parte de Europa. Como siempre, se trata de información política.

Italiano English

Hay dos noticias que son tendencia en el tema de Covid-19: la vacuna AstraZeneca y las muertes en Brasil. Sobre la segunda: no pasa un día sin hablar de la masacre epidémica en el país sudamericano gobernado por Jair Bolsonaro. La BBC, cuyos lanzamientos influyen en la agenda de la mayoría de las redacciones de exteriores de los periódicos occidentales, dedica la primera plana a las muertes de Covid en Brasil. ¿Por qué, sobre todo en las últimas dos semanas, el país “carioca” hace tanto hablar de sí mismo?

La noticia reciente es que Brasil superó el récord de 4 mil muertes en un solo día. La noticia de los últimos meses se centró en cambio en la “variante brasileña”. La noticia pasada era el “negacionismo" del presidente Bolsonaro”. Es decir, tenemos una imagen clara de un país donde el virus mata más que en ningún otro lugar y el presidente, de “extrema derecha” (como lo etiqueta la BBC, en línea con nuestros principales periódicos) que niega la existencia del problema. Pero ¿es la situación realmente tan dramática? En un sentido amplio, sí. Brasil es el segundo país con mayor número de muertes por Covid en el mundo, después de Estados Unidos. Registra 332 mil víctimas del virus (en Estados Unidos hay 555 mil). Sin embargo, esto no es nuevo y el número debe compararse con la población. De hecho, en Brasil es de 211 millones de habitantes.

El impacto de las 332 mil víctimas del coronavirus en la población brasileña es, por tanto, mucho menor que las 112.374 muertes en Italia, sobre 60 millones de habitantes. Si miramos el número total de víctimas, desde el inicio de la epidemia hasta hoy, en relación con el número de habitantes, vemos que Brasil está en el puesto 18 en este triste ranking. No en el primero, ni en el segundo, sino en el decimoctavo lugar. Italia (según las muertes de la población total) está en el puesto 13, Estados Unidos en el 14. En los primeros encontramos, curiosamente, la República Checa, Hungría, Bosnia, Montenegro y Bulgaria. Curiosamente, porque a lo largo de 2020 habían parecido casi inmunes a la enfermedad. Otros países de Europa Central que se han visto gravemente afectados son Eslovenia, Macedonia y Eslovaquia, junto con los países de Europa Occidental ya gravemente afectados en 2020: Bélgica, Reino Unido, Italia. Esta es la situación de las víctimas del virus, en relación con la población y Brasil ni siquiera es el más afectado en su área geográfica (Sudamérica), donde es superado por Perú y está casi a la par de México. Todos estos son Estados que no aparecen en primera plana, solo se habla de Brasil con extrema atención y aprensión.

La noticia, sin embargo, se refería al récord de muertes en un día. Es significativo si marca tendencia o si es al menos frecuente. Brasil, sin embargo, no es el país que registra el mayor número de muertes por día, en comparación con la población. De hecho, desde el 1º de marzo hasta hoy, hay otros países que registran una tasa de mortalidad diaria (muertes confirmadas por Covid-19 por 1 millón de habitantes, por día) muy superior a Brasil. El 6 de abril debían haber sido noticia Hungría (24,6), Bosnia (23,2), Macedonia (18,7), Bulgaria (14,8) y Montenegro (13,6) con respecto a Brasil (12,9). En general, estos países europeos, junto con la República Checa, tienen una tasa de mortalidad diaria más alta y de crecimiento más rápido que Brasil.

En resumen. Brasil no es el país con el mayor número de muertes en absoluto: primero está Estados Unidos. No es el primero por el número de muertes en relación con la población, pero es el 18º, incluso por detrás de Italia. Ni siquiera es el primero por el crecimiento en la tasa de mortalidad del virus en el último mes: primero existen otros 5 países europeos. No registra el mayor aumento en el número de muertes en las últimas dos semanas. El único hecho que es noticia es el número absoluto más alto de muertes por Covid en un solo día: 4 mil fallecidos el 5 de abril. ¿Es esta una cifra verdaderamente significativa? No, a la luz de todo lo demás. En cuanto a la tendencia en la propagación de casos, Brasil registra una disminución (según los datos semanales), por lo que la tendencia es de mejoría.

Ahora solo queda entender por qué estamos hablando sobre todo de Brasil. Estados Unidos, objetivamente, es menos noticia, desde que cambió la administración, a pesar de que se mantienen en el primer lugar en términos de número de muertes, en términos absolutos. Hasta enero también estaba en primera plana todos los días, pero en los últimos meses no. También gracias a la excelente campaña de vacunación, la operación Warp Speed, planificada por la administración Trump, heredada y ejecutada por Biden. Ya ni siquiera se habla de Suecia, quizás porque, al estar en el puesto 27 por número de muertes en relación con la población y registrando un descenso tanto de víctimas como de contagios, ya no da lugar a la polémica. Es el único país de la UE que nunca ha impuesto ningún tipo de bloqueo y de todas las formas posibles e imaginables los medios de comunicación intentaron demostrar que era el que tenía la tasa de mortalidad más alta de Europa. No lográndolo, limitaron la comparación a solo los países escandinavos más cercanos (Dinamarca, Noruega, Finlandia), lo que demuestra que Suecia estaba peor que ellos, en cualquier caso. Ahora ya no se habla de Suecia. Así que solo quedó el Brasil de Bolsonaro. Porque es el presidente quien insta a reabrir lo antes posible, aunque deje libres a los estados de su federación para cerrar todo si quieren. Es el único hereje que queda que se atreve a desafiar abiertamente el dogma secular del lockdown.

Dona Ora

Italiano English