• EL ESTUDIO

Coronavirus: Los datos que hacen reflexionar

Los casos en Europa han desviado la atención de China, pero las noticias que llegan de allí son interesantes: fuera de Hubei, la epidemia de Covid-19 está en fase descendente. El estudio de una revista científica confirma la tasa de mortalidad (alrededor del 2% de los infectados), que aumenta con la edad y la presencia de enfermedades crónicas, siendo más letal para los hombres (2,8% contra 1,7% de las mujeres) y los fumadores.

Italiano

La psicosis que se ha generado en los últimos días por los casos de neumonía por el nuevo Coronavirus (Covid-19) ha desviado completamente la atención de lo que está sucediendo en China, ahora superada en atención mediática por los casos nativos.

Sin embargo, las noticias que llegan de China son extremadamente interesantes y dignas de consideración. En primer lugar, los números: los casos confirmados de Coronavirus han llegado a 77.658.

Durante la última semana se han producido 71 fallecimientos -la cifra más baja de las últimas dos semanas- de un total de 2.663 muertes. Por tanto, la tasa de mortalidad es del 2,8%.

Pero hay otra cifra muy importante a destacar: fuera de Hubei -la provincia epicentro de la epidemia, donde se han producido más del 90% de los casos en China- solo ha habido nueve casos más en el país asiático.

¿Qué significa todo esto? Que la epidemia ha entrado en una fase descendente. Será gracias a las medidas de cuarentena o quizá será el clima meteorológico que mejora, pero en cualquier caso la ola del virus que ha hecho temblar al mundo parece estar pasando. Al menos donde empezó el contagio.

Pero volvamos a los números. En los últimos días, el 17 de febrero, una revista científica, la Chinese Journal of Epidemiology ha publicado un importante estudio epidemiológico sobre la tasa de mortalidad por Covid-19. En el estudio se examinaron 72.314 pacientes, incluidos 44.672 casos confirmados de coronavirus. El informe confirma las tasas de mortalidad destacadas hasta ahora, que hablan de una tasa de mortalidad del 2% entre los afectados.

Sin embargo, el análisis por grupos de edad es el que nos proporciona los datos más interesantes. En primer lugar, entre los niños de 0 a 9 años de edad, la tasa es del cero por ciento: no hay niños de esa edad que hayan muerto. La tasa de mortalidad aumenta con la edad: pasa del 0,2% en el grupo de edad de 10 a 39 años, incluidos los niños, los jóvenes y los adultos jóvenes; al 1% de los que tienen 50 años; al 3,6% de los que tienen 60 años; al 8% de los que tienen entre 70 y 80 años y, por último, al 14,8% de los infectados a partir de los 80 años.

¿Qué nos dicen estas cifras? Que el Covid-19 es un virus respiratorio capaz de dar problemas importantes a personas ancianas y frágiles, como muchas otras neumonías y bronquitis, por ejemplo las producidas por el Neumococo -que sólo en Italia causa unas 8.000 muertes cada año- principalmente en personas ancianas. Puede parecer extraño, pero nuevamente en Italia, un análisis de los registros de altas hospitalarias muestra una tendencia creciente en los últimos años en la incidencia de la neumonía neumocócica en el período 2001-2010, con una tasa media de hospitalización de 9,8/100.000 en la población pediátrica y 16,5/100.000 en los sujetos mayores de 65 años: 200.000 casos de neumonía de origen viral y bacteriano, por lo tanto transmisibles, que, sin embargo, nunca han llevado a atacar farmacias y supermercados en busca de mascarillas, ni a declarar un toque de queda.

Además, la presencia de enfermedades crónicas graves como la diabetes, la hipertensión, el cáncer, la insuficiencia respiratoria crónica y los problemas cardiovasculares son terreno fértil para el Coronavirus. Especialmente en adultos de 70 años o más, con un sistema inmunológico comprometido. Son las mismas pruebas idénticas que surgen de los casos italianos en estos días.

Otros datos interesantes del estudio epidemiológico chino son los relativos a las características de las personas afectadas: el virus es más letal para los hombres que para las mujeres: 2,8% contra 1,7%. Entre los factores destacados por los investigadores que hacen más peligrosa la epidemia del Coronavirus está el tabaquismo: en China vive alrededor de un tercio de los fumadores del mundo, de los cuales el 50% está representado por hombres y sólo el 2% por mujeres.

Esto también es algo que debería ser obvio: los fumadores dañan las células de sus pulmones, por lo que no es raro encontrar más casos entre los fumadores. Tal vez debería ser un dato a considerar cuidadosamente por los adictos a este vicio, que en lugar de ponerse la mascarilla o de lavarse con desinfectante, sería mejor que tiraran el paquete de cigarrillos.

Por último, el análisis de los investigadores chinos muestra que el 80,9% de las infecciones por Coronavirus pueden clasificarse como “leves”, el 13,8% como “importantes” y sólo el 4,7% como “críticas”. Si además, como algunos especulan, el número de personas que han contraído el Coronavirus es mucho más alto que el que se ha informado hasta ahora, esto significaría una tasa de mortalidad aún más baja.

En resumen, aunque la tasa de alarmismo es aún muy alta, todavía hay esperanza.

Dona Ora

Italiano