• FRAGMENTOS DEL EVANGELIO

Un examen de conciencia necesario

No se le dará más signo... (Lc 11,29)

Estaba la gente apiñándose alrededor de él y se puso a decirles: «Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Pues como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación. La reina del Sur se levantará en el juicio contra los hombres de esta generación y hará que los condenen, porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Los hombres de Nínive se alzarán en el juicio contra esta generación y harán que la condenen; porque ellos se convirtieron con la proclamación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás». (Lc 11,29-32)


Jesús no desprecia a los que inicialmente lo siguen más por curiosidad que por fe, pero advierte de que este estado no debe durar para siempre. La fe, de hecho, es fruto también de un camino de crecimiento: se empieza intentando entender el porqué de la señal recibida, y se continua fiándose cada vez más de la enseñanza de Jesús. Hagamos seriamente un examen de conciencia y preguntémonos si en el último año hemos avanzado, o estamos en el mismo nivel.