San Francisco Javier por Ermes Dovico
ENTREVISTA / LEE

“Taiwan, las acciones de la China Comunista son irresponsables”

El embajador de Taiwán ante la Santa Sede, Matthew Lee, en conversación exclusiva con la Brújula Cotidiana condenó con voz alta la acción militar de la China Comunista: “Es un intento unilateral para crear una crisis”. Reiteró que la República de China (Taiwán) no es parte de la República Popular China y que Pekín nunca ha gobernado Taipéi.

Internacional 08_08_2022 Italiano English

En una coyuntura de múltiples crisis globales y una guerra que parece no tener fin en Ucrania, ahora se suma la escalada de la tensión militar entre China y Taiwán, a raíz de la reciente visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

El gigante asiático desplegó aviones de combate, buques de guerra y misiles balísticos alrededor de Taiwán, lo que para algunos podría ser un simulacro de bloqueo y de invasión de la isla. “En respuesta al ejercicio militar comunista, todos los niveles de mando de nuestras tropas han intensificado su estado de alerta”, confirmó Matthew Lee, embajador de la República de China (Taiwán) ante la Santa Sede.

La Brújula Cotidiana conversó en exclusiva con el jefe de la única misión diplomática oficial que posee Taipéi en Europa, quien calificó como “exitosa en todos los sentidos” la visita de la delegación del Congreso de los Estados Unidos, a pesar de la escalada militar con Pekín. “En su encuentro con la presidenta Tsai Ing-wen, (Nancy Pelosi) reafirmó el sólido apoyo bipartidista de Estados Unidos a Taiwán y elogió tanto nuestra respuesta a la pandemia como nuestra democracia”, dijo.

No es el primer presidente de la Cámara de Representantes que visita Taiwán: en 1997, hace 25 años, lo hizo el ultraconservador Newt Leroy Gingritch, en un contexto global muy diferente al actual. ¿Puede explicar la posición de Taiwán ante la visita de Pelosi?
Solo este año, siete senadores y siete representantes estadounidenses, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, han realizado visitas a Taiwán. La visita de un presidente de la Cámara de Representantes de EE. UU. y las visitas de funcionarios de gobiernos extranjeros y legisladores son algo habitual en los países democráticos. Sin embargo, el 4 de agosto, China lanzó múltiples misiles balísticos en aguas al noreste y suroeste de Taiwán, amenazando la seguridad nacional, aumentando las tensiones regionales y afectando el tráfico y el comercio internacional. El Ministerio de Relaciones Exteriores (MOFA) de la República de China (Taiwán) condena fuertemente al gobierno chino por copiar el ejemplo de Corea del Norte al probar deliberadamente misiles en aguas cercanas a otros países y exige que China ejerza autocontrol. Como país democrático que somos, tenemos derecho a hacer amigos en el ámbito internacional y defenderemos con firmeza nuestra soberanía y seguridad nacional.

Pero, la presencia de Nancy Pelosi en Taipéi, en el contexto actual, para algunos es visto como una provocación…
La maniobra de la china comunista de interpretar esta visita como una violación de su soberanía, es perjudicial para la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, aprovechando como pretexto para lanzar ejercicios militares con fuego real, en un pueril intento de evitar que Estados Unidos participe en intercambios con Taiwán, está muy lejos de la forma en que debería comportarse una sociedad civilizada. Tal comportamiento ha causado la escalada de las tensiones en la región y gran preocupación en toda la comunidad internacional, pues es un intento unilateral para crear una crisis, una provocación seria. La República de China (Taiwán) no es parte de la República Popular China y esta última nunca ha gobernado Taiwán. Este es un hecho histórico reconocido por la comunidad internacional y el pueblo de Taiwán tiene derecho a hacer amigos en todo el mundo, la República Popular China no tiene derecho a interferir.

¿Cuál ha sido la reacción del gobierno Tsai Ing-wen ante el lanzamiento de los misiles?
La presidenta Tsai Ing-wen se dirigió al pueblo de Taiwán el 4 de agosto, después de que China disparara misiles en las aguas de Taiwán, y enfatizó que la paz en el Estrecho de Taiwán es una responsabilidad compartida en la región. El primer ministro SU Tseng-chang informó que los sitios web de las instituciones públicas y privadas han sido atacados recientemente, además denunció la difusión de noticias falsas con la intención de perturbar la paz de nuestro pueblo. Sin embargo, Taiwán está haciendo todo lo posible para mantener abierto al diálogo constructivo.

Taipéi emitió alertas y desplegó patrullas aéreas y navales, activando asimismo sus sistemas de misiles terrestres. ¿Existe probabilidad de una respuesta militar de parte de Taiwán?
Como un socio responsable en la comunidad internacional, Taiwán no provocará ni tomará medidas precipitadas frente al comportamiento irresponsable de la República Popular China, pero debemos salvaguardar nuestra soberanía y seguridad nacional. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que condene estas provocaciones militares que amenazan el statu quo y la seguridad regional. Pedimos trabajen con Taiwán para defender conjuntamente el orden internacional, basado en reglas y con una región del Indo-Pacífico libre y abierta.

¿Qué opina de la reacción internacional?
Los ejercicios militares de la República Popular China, invadiendo las rutas marítimas internacionales y las aguas japonesas, son acciones irresponsables y han generado preocupación y denuncias por parte de los gobiernos de muchos países, incluidos Estados Unidos, Japón y Australia. MOFA se hace eco de la declaración de los ministros de Relaciones Exteriores del G7 al pedir calma, moderación y transparencia en el Estrecho de Taiwán. MOFA agradece al G7 y al Alto Representante de la Unión Europea por reafirmar su compromiso de mantener el orden internacional basado en reglas, así como la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. La visita de Nancy Pelosi no debe usarse como pretexto para una actividad militar agresiva en el Estrecho de Taiwán, ni para la coerción económica.

¿Cuál es vuestro llamado a la comunidad internacional?
La presidenta Tsai hizo un llamado a la comunidad internacional para que apoye la democracia de Taiwán y se una para poner fin a estas acciones militares unilaterales e irracionales. Agregó que, como lo hemos hecho en el pasado, Taiwán trabajará con sus socios democráticos para defender la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y la región del Indo-Pacífico. Instamos a la comunidad internacional a condenar la coerción militar de China y hacemos un llamado a todos los países para que vigilen la seguridad del Estrecho de Taiwán. Frente a la creciente amenaza militar que enfrentamos, Taiwán continuará salvaguardando su soberanía y seguridad, por lo que hacemos un llamado a la comunidad internacional para que apoye al Taiwán democrático y trabaje con nosotros para preservar el orden internacional.