• ENTREVISTA / SOR EMMANUEL MAILLARD

«Solo con Dios en el primer lugar tendremos paz y prosperidad»

La hermana Emmanuel Maillard, residente en Medjugorje y gran apóstol de la Virgen, explica a la Brújula Cotidiana el significado de la epidemia que está poniendo de rodillas a “un mundo que se creía invulnerable”: los males de la cuarentena y los bienes a los que debemos aferrarnos, la prueba permitida como "un signo del amor de un padre que desea la salvación de sus hijos", la carrera hacia Jesús de las mujeres piadosas a pesar de la prohibición "de la policía de la época", y el misterio de la redención de María y de un sufrimiento lleno de significado. Finalmente, revela la única forma de acabar con el virus.

Italiano English

Nos preguntamos qué significa para Occidente, que se creía invulnerable a la desestabilización generada por un virus invisible e indescifrable que está provocando otros males además de la muerte; destacando por un lado una crisis de fe en Dios y, por el otro, una reciente necesidad de él. Es imposible no pensar en los mensajes que desde hace 39 años la Virgen está dando en Medjugorje, en una época de enfrentamiento entre ella y Satanás y que sabemos que es uno de los diez secretos marianos que los videntes tendrán que revelar al mundo. Sor Emmanuel Maillard, que reside en Medjugorje y es gran apóstol de la Virgen, explicó a la Brújula Cotidiana las advertencias de María, el camino para luchar contra el mal, para no temer al futuro y para construir un siglo de paz.

El mundo que pensó que había erradicado el sufrimiento y la enfermedad se encuentra incapaz de comprender la naturaleza y la modalidad de difusión de este nuevo virus, mientras que no existe una cura segura. Todo esto está paralizando a una humanidad que se creía invulnerable. ¿Es bueno o malo?

El hombre siempre ha sido vulnerable y siempre lo será desde que existe el pecado original. Pero con la ciencia, el progreso y el materialismo, el hombre se ilusionó de no ser tal y, por lo tanto, de no tener más necesidad de Dios. El virus es un mal y no proviene de Dios, sino que viene del alejamiento de él. Pero Dios lo ha permitido y, como cualquier maldad, puede usarlo a nuestro favor: hasta ahora pensábamos que podíamos lograrlo sin él; por lo tanto, vivíamos en ausencia de la verdadera paz, de amor, de luz y de salvación. Este vacío espiritual, creado por nosotros, ha sido invadido por demonios que buscan el vacío porque pueden llenarlo, como dice Jesús en el Evangelio. Entonces, este virus mundial, severo y probablemente creado por el hombre, llega en un momento en que el hombre ya está a merced del diablo. Por otro lado, muchas personas se preguntan por primera vez qué significado tiene la vida humana: "Si algo más pequeño que una mosca puede poner al mundo entero en crisis, ¿qué es la vida humana?". Nos vemos obligados a detenernos y preguntarnos qué existe después de la muerte, cómo la Virgen ha pedido hacer desde hace años través de los mensajes entregados a los videntes de Medjugorje. «Detenganse y reflexionen sobre vuestro futuro y pregúntense: “¿Qué quieren?”». Esta búsqueda está permitiendo que muchos reciban la luz, suponer que tal vez hay un Dios que nos ama y que puede salvarnos. ¡Solo la bondad puede provenir de una fuente de bondad! Muchos están tratando de acercarse al Señor, a contar finalmente en él porque ahora no tienen alternativas falsas que aguanten. Recibo muchos testimonios de este fenómeno.

Sin embargo, hay que decir que, a pesar de los cierres y de las cuarentenas, los contagios continúan, pero los gobiernos (y también muchos cristianos) todavía están convencidos de que será una estrategia humana la que nos salve y así Dios viene igualmente puesto al margen. Además, el aborto y la eutanasia continúan siendo promovidos, mientras que la tecnología está acostumbrando a las personas a vivir en el mundo virtual. Muchos de nuestros hijos saldrán adictos a él. ¿Cómo podemos defendernos de todo esto?

Esta pandemia está causando todos los males enumerados por usted. También pienso en la pornografía gratuita, en los delitos de pedofilia que están creciendo (datos de la policía inglesa, ed), pero podemos optar por alejarnos de todo esto y recurrir a Dios. ¡La mayoría de los gobiernos son paganos (¡no todos!) y no conocen a Dios, y muchos cristianos también viven en pecado! Por lo tanto, es normal que se busque la solución en medios humanos. Pero la noticia es que así no puede más y esto es bueno por las razones mencionadas anteriormente. En cuanto a los niños, ¡el papel de los padres es muy importante! Pero hablar no es suficiente, deben dar el ejemplo. Si los padres explican a los niños su fe y sus fundamentos desde la infancia, que la vida es una lucha por el bien, una lucha que cuesta, ya estamos a medio camino. Como somos débiles, debemos pedirle fortaleza a Dios. Hoy Internet ofrece todo, pero si observamos limitando la exposición y ayudándoles a buscar a Dios allí también, pueden ser alimentados con cosas hermosas.

La economía está paralizada, para muchos injustamente (hay quienes piensan que el colapso económico producirá aún más pobreza y, por lo tanto, muertes). Luego está el problema de la falta de pruebas por lo que personas que se creen curadas pueden incluso infectar a otros. Pero más allá de eso, caminando por las calles vacías y silenciosas, pensando en los domingos vividos en los centros comerciales o trabajando, pensando en la comunión como un derecho, pensando en la globalización como un imperativo, en la ideología de la inmigración a toda costa, no se puede negar que tal vez todo también nos haga bien.

Esta es otra razón por la cual en la prueba el Señor nos está educando: creíamos que la felicidad provenía del bienestar económico, a pesar de que nuestra era se encuentra entre las más desesperadas y tristes (pensemos en las tasas de depresión, suicidios, en las crisis familiares). Todo esto es porque, incluso si el estómago está lleno, el hombre no puede soportar la distancia de Dios, estando hecho para él. Por esta razón, la Virgen nos dice que hemos progresado como civilización pero que hemos perdido a Dios y, por lo tanto, no estamos realmente satisfechos. Satanás te desvía con egoísmo y modernismo, dice la Virgen. El gran error es pensar que solo existe esta vida y que todo debe ser construido y hecho para la vida terrenal: en esta grave hora, el fracaso del modernismo es evidente, por lo tanto, nos conviene poner a Dios en primer lugar, ¡estará allí nuestra salvación! Muchos ya lo han hecho. De hecho, la Virgen dijo que está feliz porque, como dijo la vidente Marija, en algunos corazones ya comenzó el triunfo de su Inmaculado Corazón. En algunos corazones... ¡que deben aumentar en número! «Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará», nos prometió la Virgen. No dijo al final de qué, pero nosotros sabemos que cada triunfo está precedido por un conflicto. No hay triunfo sobre la paz. ¡En el momento en que todo parecía perdido, Jesús triunfó sobre la muerte, y Jesús y María hacen un solo corazón! ¡Estamos involucrados en la misma lucha por la misma victoria por la cual todo el Cielo nos ayuda, los santos y los ángeles!

El pasado 25 de julio la Virgen dijo que el pecado reinaría, parece que este virus es solo un comienzo de la prueba para que el mundo se convierta. Pero luego la Virgen continuó diciendo que resistiremos solo si somos suyos. ¿Puede repetir cómo podemos convertirnos en suyos para no vivir en terror y desesperación?

Sí, “reinará el pecado”, lo dijo ella, “pero son míos”, agregó; es decir, si viven todos mis mensajes (oración, lectura de la Biblia, Eucaristía, confesión, ayuno) “ganarán, porque vuestro refugio será el corazón de Jesús”: hoy solo tenemos este refugio, ¡no debemos buscar otro! Mientras más cerca estemos de este maravilloso Corazón, viviendo los mensajes de la Virgen, seremos más felices aquí en la tierra.

Usted habla de la Eucaristía, pero todas las Misas en Italia se celebran en privado como nunca había sucedido, ni siquiera durante las plagas: Marija, vidente de Medjugorje, le dijo al Padre Livio que el impedimento para ir a la iglesia o celebrar la Misa es el trabajo del mal. Es como vivir la era del Sábado Santo de la que hablaba Ratzinger. Muchos fieles se sienten perdidos como las mujeres piadosas que se preguntaron: ¿a dónde se llevaron a mi Señor? ¿Cómo vivir este sufrimiento?

Las mujeres piadosas lloraron, por supuesto, pero se levantaron temprano y fueron a buscar a Jesús a pesar de la policía de la época, a pesar del peligro y de los guardias. Así expresaron su fuerte apego a Jesús. Así que, si las Iglesias están abiertas entonces podemos ir. Donde, en cambio, las iglesias están cerradas o se está en cuarentena enfermo y no se puede acceder a ellas, no es culpa del feligrés. Dios no tiene límites para entregarse al hombre. Por lo tanto, Dios también llega ahora en aquellos que lo llaman. A menudo he estado en China, hay personas que caminan kilómetros para ir a misa, pero en otros casos las distancias son tan grandes que las personas solo pueden unirse espiritualmente. No es lo mismo, pero a pesar de esto, de hecho, justo dentro de esta prueba, las personas se vuelven santas. Animo a las personas que realmente no tienen alternativas y que les gustaría ir a la iglesia, pero no pueden, seguir la misa en la televisión y hacer una comunión espiritual con el corazón.

Medjugorje ha estado vacía por primera vez en 39 años (comienzo de las apariciones). La Virgen el pasado 18 de marzo dijo que ya no aparecería el 2 del mes. En un año serán 40 años de apariciones. ¿Qué significa todo esto para el mundo?

No sabemos lo que sucederá, solo los videntes conocen los secretos. Pero debemos recordar que en la Navidad de 1982, la Virgen le dijo a la vidente Mirijana que no se le aparecería más a diario, sino solo el 18 de marzo de cada año. Luego, hace unos 20 años, le otorgó un favor especial, pero limitado en el tiempo, apareciendo cada segundo día del mes. ¿Por qué? Lo sabe la Virgen. ¿Por qué se detuvo? Incluso esto solo ella lo sabe. Pero también sabemos una cosa: si lo hace, es por nuestro bien, con su amor maternal. Por lo tanto, incluso si no lo entendemos, no debemos pensar que la Virgen nos abandona en momentos de necesidad, sino agradecer por esta elección, de la cual entenderemos el significado. ¡También queremos agradecerle por las apariciones del 2 que duraron más de 20 años!

El 18 de marzo de 2018, Nuestra Señora nos advirtió que las pruebas serían aún más difíciles, pero nos dijo que las almas que mueren en Dios no están perdidas y que es necesario tener confianza ilimitada en el amor de Dios, tal como ella la tuvo (incluso bajo la cruz). Quizás nos pide que temamos más al pecado que a la muerte de nuestros hermanos. ¿Para qué debemos orar?

El Señor nos ama tanto que solo tiene una preocupación: nos quiere con él en el Paraíso para disfrutar para siempre de una felicidad que no se puede imaginar. Para vivir el sueño de todos los hombres. El pecado es un accidente permitido que puede ser recuperado. En cambio, la felicidad eterna es para siempre. Por supuesto, la Virgen y el Señor prefieren el sufrimiento temporal a la condenación eterna. En el pueblo de Medjugoje, un peregrino vio a un pastor que le rompía la pierna a su oveja, por lo que le gritó: "No, ¿qué estás haciendo?". Él respondió: “Lo hago para salvar a este animal que sigue huyendo y así corre el riesgo de perderse y morir. Con la pierna lesionada por un tiempo no podrá caminar, la mantendré sobre mis hombros para acostumbrarla a mí, a mi voz, a mi olor, hasta que pueda prescindir de ella. Y cuando vuelva a caminar ya no correrá el riesgo de alejarse y perderse. Dios nos ama de esta manera, esta es la confianza que debemos tener en él hoy, porque Dios solo tiene un pensamiento: la salvación de las almas o la felicidad eterna de su criatura.

Luego está la cuestión del sufrimiento permitido que escandaliza a muchos católicos. Sin embargo, si se le ofrece a Dios, puede generar amor, bienes, conversiones, como enseña Juan Pablo II en Salvifici Doloris.

El sufrimiento ofrecido a Jesús salva almas. Es el escandaloso misterio de la cruz y de la redención. La Virgen es redención, como muchos santos, místicos e incluso papas han afirmado y como leemos en estos documentos (aquí y aquí). María ofrecía sus sufrimientos debajo de la cruz y así los unió a los de su Hijo, ayudándole a salvar el mundo. También nosotros, que somos el cuerpo místico de Jesús, la Iglesia, en el bautismo hemos recibimos la gracia del real sacerdocio de los fieles, con la extraordinaria posibilidad de ofrecer nuestros sufrimientos para unirlos con el sufrimiento de Jesús y hacerlos tan divinos. Como dice San Pablo: "Quiero completar lo que falta en mi carne a la pasión de Cristo". Él, como otros santos, ha ofrecido su sufrimiento para ayudar al Salvador a salvar más almas. Este es el gran consuelo que debemos dar a las almas que ahora sufren en soledad. De hecho, la desesperación no proviene del sufrimiento sino de la falta de significado para vivirlo.

Desde el punto de vista de un Dios que haría todo por la salvación de las almas, ¿podría ser que las pruebas continuarán hasta que el mundo se convierta?

Creo en las sorpresas de Dios, pero el 25 de diciembre de 1999, la Virgen nos pidió que pusiéramos a Jesús primero. Dijo que el nuevo siglo sería "de paz y prosperidad". Por lo tanto, si no ponemos a Jesús en primer lugar, continuaremos sufriendo, de lo contrario obtendremos paz y salvación. Por parte de Dios, el llamado es completamente claro. ¡Pero el hombre debe escuchar! ¡Shema Israel!

Italiano English