• COVID & CIENTIFICISMO

¿Regresará como la gripe española? Es propaganda del miedo

La propaganda del miedo utiliza el fantasma de la gripe española para afirmar que llegará la segunda ola de Covid. Es una irracionalidad, que retrata al virus como una fuerza de la naturaleza fuera de nuestro control. El concepto de "segunda ola" en epidemiología es imperfecto. Sería más interesante estudiar el virus ahora que se "esconde" en animales-contenedores para poder erradicarlo.

Italiano English

En los últimos días, la propaganda del miedo está utilizando con insistencia el fantasma de la pandemia de influenza española de 1918, conocida como la Española, para sostener el concepto de una segunda ola de Covid que se espera para el próximo otoño. Esta forma de propaganda parte de elementos irracionales y tiende a representar el Covid como una fuerza de la naturaleza que está más allá de nuestro control.

Los números de contagio están disminuyendo drásticamente, muchas personas finalmente están regresando al trabajo y las actividades pueden recomenzar, pero la propaganda insiste en que hasta que no haya una vacuna no estaremos seguros y que tendremos que seguir viviendo con miedo al Gran Retorno.

Pero el concepto de "segunda ola" desde un punto de vista epidemiológico es imperfecto y así como viene presentada ésta, que es una mera hipótesis, puede crear ideas erróneas sobre la pandemia. La idea de una segunda ola deriva de la comparación imperfecta con la estacionalidad del virus de la gripe. Al comienzo de la pandemia, muchos expertos discutieron las similitudes entre el SARS-CoV-2 y el virus de la influenza. Ambos son virus que causan infecciones respiratorias, en su mayoría leves, dijeron. La influenza también es la causa de las pandemias más recientes. A partir de estas supuestas similitudes, se estimó que Covid-19 se comportaría de manera similar a una pandemia de Influenza. Sin embargo, son virus muy diferentes con comportamientos muy diferentes.

Gracias a las autopsias, realizadas a pesar de los obstáculos puestos por el gobierno italiano, hemos comprobado cómo actúa el virus y qué daño causa.

Continuar comparando la Influenza con el Covid es conceptualmente incorrecto. Tanto más lo es comparar esta epidemia con la Española de 1918, también porque durante esa pandemia el virus realmente infectó el hemisferio norte durante la primavera de 1918 y durante el verano pasó al sur, afectando particularmente a la India, llevado por los soldados británicos. En cualquier caso, lo que los partidarios de la segunda ola no dicen, es que el virus desapareció por completo en unos pocos meses para no volver nunca más. Entonces, si el Covid debe comportarse exactamente como la Española, ¿a qué sirve invertir miles de millones para encontrar una vacuna contra un virus destinado a extinguirse?

Pero, reiteramos, la comparación entre la epidemia Covid y las epidemias del virus de la Influenza no se sostiene. Son virus muy diferentes. Entonces, ¿por qué no mirar el precedente de la epidemia de SARS de 2002? La historia nos dice que aquella epidemia provocada por un Coronavirus desapareció por completo en unos pocos meses. ¿Por qué el Covid debería comportarse de manera diferente a su hermano mayor?

Los virus gripales tienen una tendencia cíclica: cada año vemos casos de influenza que comienzan a principios de otoño, aumentan durante el invierno y luego se calman a medida que nos acercamos al verano. Luego, como sabemos, regresan con cepas diferentes en el invierno siguiente. ¿Pero a dónde van durante el verano? Este es un aspecto muy importante del que nadie habla.

Los virus de la gripe se "esconden" en animales que actúan como reservorios. Para la Influenza son las gallinas y los cerdos. Sería muy importante dedicar una investigación para comprender en qué animales podrían esconderse el Covid. Esta información podría ser útil y fundamental para erradicar este virus.

Volviendo a las comparaciones entre los virus de la Influenza y el Covid, la Influenza tiene una transmisión más baja en verano debido a la combinación de mayor temperatura, mayor luz ultravioleta V y las personas pasan más tiempo al aire libre. Algunos de estos factores también pueden influir en Covid-19, pero realmente no sabemos hasta dónde.

Más allá del factor de la estacionalidad, hay otra razón por la cual la teoría de una segunda ola es imperfecta. El concepto de la segunda ola implica que es algo inevitable, algo intrínseco al comportamiento del virus. Se va por un tiempo, luego regresa como venganza. Pero esta idea no tiene en cuenta la importancia de las acciones preventivas en curso y nos describe como indefensos frente a los caprichos de este patógeno.

El concepto de la segunda ola presenta la pandemia como una fuerza de la naturaleza que está más allá de nuestro control. Pero tenemos evidencia de muchos países que han abordado con éxito esta epidemia, con tasas de mortalidad muy bajas (como Australia), adoptando las estrategias apropiadas y sin los excesos del modelo de encierro italiano-chino, utilizando las terapias que se han identificado, demostrando que no estamos a merced del virus, ni ahora ni en el futuro.

El Covid ni siquiera es la sombra de la Española y no estamos en 1918.

Italiano English