San Leónidas de Alejandría por Ermes Dovico
ECUADOR ENSANGRENTADO

La venganza de los capos de la droga detrás de la muerte de Villavicencio

El candidato presidencial ecuatoriano Fernando Villavicencio desafió a los capos de la droga en un discurso, horas antes de morir. Sus investigaciones por sobornos llevaron a la condena del expresidente Rafael Correa, quien amenazó con venganza en un video hace seis días.

Internacional 11_08_2023 Italiano

La carrera electoral a la presidencia de Ecuador se bañó de sangre este miércoles 9 de agosto, cuando el candidato Fernando Villavicencio recibió tres impactos de bala en la cabeza a su salida de un mitin político en Quito. Las imágenes del sicariato se hicieron inmediatamente virales en las redes sociales, pues no sólo se trata del segundo asesinato por motivos políticos en menos de un mes (el primero fue Agustín Intriago, alcalde de Manta), sino además de la pérdida de los candidatos más populares de los ocho que participan en las elecciones generales programadas para el próximo 20 de agosto.

Como una macabra premonición, Fernando Villavicencio retó a los capos del narcotráfico durante un discurso, horas antes de morir: “A mí me han dicho que use el chaleco, aquí estoy, camisa sudada carajo. Ustedes son mi chaleco antibalas, yo no lo necesito. Ustedes son un pueblo valiente y yo soy valiente como ustedes, ustedes son quienes me cuidan. Vengan aquí estoy. Dijeron que me van a quebrar, aquí estoy, aquí está Don Villa. Que vengan los capos del narco, vengan, que vengan los capos del narco, que vengan los sicarios, que vengan los vacunadores. Se acabó el tiempo de la amenaza. Aquí estoy yo, podrán doblarme, pero nunca van a quebrarme…”.

Además, nueve personas resultaron heridas, entre ellas una candidata a la asamblea y dos agentes de Policía. El presidente Guillermo Lasso decretó tres días de luto nacional y confirmó la realización de las elecciones tal y como estaba previsto, pero con un despliegue de militares en todo el territorio; como parte del estado de excepción que ya estaba decretado desde finales de julio. Una medida recurrente por parte del actual gobierno, para intentar contrarrestar la crisis de inseguridad que azota Ecuador: el año 2022 cerró con una tasa de 25,32 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, la más alta desde que se tiene registro. El 80% de estas muertes están relacionadas con el narcotráfico.

Fernando Villavicencio, de 59 años, era periodista y exdiputado, era conocido por sus revelaciones periodísticas sobre corrupción. De hecho, fue uno de los autores de la investigación Arroz Verde, que dio inicio al caso Sobornos (2012-2016), con el que el expresidente Rafael Correa (2007-2017) fue enjuiciado y condenado a ocho años de cárcel; pero hoy es prófugo de la justicia en Bélgica. Y el pasado martes 8 de agosto había acudido a la Fiscalía General del Estado para denunciar un nuevo caso de corrupción que involucraría a funcionarios de Correa. Un día después fue asesinado.

El candidato del movimiento de centro derecha Construye había alertado en junio que había sido amenazado de muerte por “uno de los capos del Cartel de Sinaloa”, de nombre Fito. En pasado, Villavicencio había vinculado al socialista Correa con el mencionado cartel, uno de los más poderosos de América Latina. Tal como lo confirma una investigación periodística titulada "Los cárteles de la mitad del mundo", que en 2018 reveló varias fotografías donde aparece Correa con integrantes del grupo narcotraficante sinaloense y en donde, además, se evidencia que militares ecuatorianos colaboraban con el mencionado cartel para trasladar hasta 500 kilos de cocaína desde Colombia hacia México.

Fernando Villavicencio también había denunciado las presuntas relaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador con las organizaciones criminales de México y Colombia, asegurando que “las autoridades pactan con los narcos”. Afirmó que México era un “progenitor de los cárteles” y centró su campaña electoral en la propuesta de acabar con el narcotráfico, haciendo en reiteradas ocasiones referencia a los dos principales carteles mexicanos, Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Así, Villavicencio se había convertido en un símbolo del anti-correísmo y el mayor denunciante de los lazos del narcotráfico con la izquierda latinoamericana. Por eso el expresidente Correa aseguró en tono de burla que “nuestra venganza personal, será contundente”. Lo dijo a través de un video de propaganda electoral publicado justo seis días antes del asesinato.

¿Qué puede pasar ahora en Ecuador? Con la muerte de Villavicencio, ahora el movimiento Construye deberá proponer un nombre que lo reemplace en las elecciones, según lo establecido en el artículo 112 de la Ley Electoral. Sin embargo, la situación no deja de ser preocupante, pues el asesinato ocurrió cuatro días antes del debate electoral y once días antes del día de las elecciones anticipadas. Situación que, en el contexto de violencia que vive el país, inevitablemente traerá consigo mayor violencia.