• FRAGMENTOS DEL EVANGELIO

Encerrados en nuestro egoísmo

Al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. (Mc 4,25)

English

Les decía: «¿Se trae la lámpara para meterla debajo del celemín o debajo de la cama?, ¿no es para ponerla en el candelero? No hay nada escondido, sino para que sea descubierto; no hay nada oculto, sino para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga». Les dijo también: «Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene». (Mc 4,21-25)


Dios no nos da los dones solo para que disfrutemos de ellos, sino también para que los multipliquemos y compartamos con los demás hombres. Cuando Jesús, en el Evangelio, dice que al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene, hay que entenderlo en el sentido de aquel al que Dios le ha dado talentos pero no los usa, por lo que perderá todo: cuando esté ante Dios será tratado más duramente de aquel al que Dios le ha dado menos dones, pero los ha utilizado. Esforcémonos en no acabar como los que no utilizan los dones de Dios y, encerrados en su egoísmo, acaban por no alcanzar el ciento prometido por Jesús.

English