Santo Tomás Moro por Ermes Dovico
ENTREVISTA / UZAY BULUT

“Cristianos desplazados e iglesias destruidas, es la yihad turca en Chipre”

Después de la invasión de 1974, “la limpieza étnica del norte de Chipre por parte de Turquía provocó el desplazamiento de unos 200.000 grecochipriotas”. Las mujeres y los niños fueron violados, detenidos y asesinados. Más de 500 iglesias y monasterios saqueados o destruidos, los topónimos cambiaron a turco, por un “genocidio cultural” destinado a borrar la identidad greco-cristiana de Chipre. La Brújula entrevistó a la periodista turca Uzay Bulut.

Libertad religiosa 15_12_2021 Italiano English

Diez días después de la visita del Papa a Chipre, todavía resuena el sincero llamamiento de Crisóstomo II, la máxima autoridad ortodoxa de Chipre, para que el Papa ofrezca “apoyo activo” en la restitución de los bienes de su Iglesia que permanecen en la parte norte de la isla controlada por la República Turca del Norte de Chipre, entidad no reconocida por la comunidad internacional. Al hacerlo, el arzobispo ortodoxo usó duras palabras hacia los turcos involucrados en la intervención militar de 1974, quienes “no sólo imitaron al sanguinario Atila, sino que lo superaron”.

La Brújula Cotidiana conversó con Uzay Bulut, periodista turca de los periódicos como The Washington Times y The Jerusalem Post, que ha escrito numerosos artículos sobre la situación chipriota.

Crisóstomo II dijo al Papa que Turquía “ha secuestrado el 38% de nuestra patria con la fuerza de las armas, ha expulsado a sus habitantes” y “ha profanado y demolido los santuarios del Señor”. ¿Es cierto?
Sí. En el verano de 1974, Turquía organizó dos sangrientas campañas militares contra Chipre e invadió la parte norte de la República de Chipre. El área todavía está ocupada ilegalmente por Turquía, que no tiene reconocimiento en el derecho internacional. Las fuerzas de ocupación turcas cometieron muchas atrocidades durante la invasión, que están bien documentadas. Fueron asesinados civiles, incluidos niños de entre seis meses y once años. Muchos fueron detenidos arbitrariamente por las autoridades militares turcas y colocados en campos de concentración. Los detenidos fueron torturados o expuestos a otros tipos de trato inhumano, incluida la ejecución de trabajos forzados. Se violaron mujeres y niños grecochipriotas de entre 12 y 71 años. Las casas y comercios de los que tuvieron que marcharse fueron saqueados, secuestrados y confiscados. Desde 1974, Turquía ha ocupado por la fuerza aproximadamente el 37% del territorio soberano y el 57% de la costa de la República de Chipre. La limpieza étnica de Turquía en el norte de Chipre ha provocado el desplazamiento de unos 200.000 grecochipriotas, aproximadamente un tercio de la población de la isla. Además de los grecochipriotas, también fueron desplazados por la fuerza armenios, maronitas y otros chipriotas no musulmanes.

El resultado fue que Turquía aplastó efectivamente a la población cristiana. Desde entonces, Turquía y el régimen de ocupación en el norte de Chipre han cometido un genocidio cultural contra Chipre. Según un informe de 2012, “La pérdida de una civilización: destrucción del patrimonio cultural en el Chipre ocupado”: ​​“Las iglesias han sido objeto de la profanación y destrucción más violentas y sistemática. Más de 500 iglesias y monasterios han sido saqueados o destruidos: más de 15.000 iconos de santos, innumerables vasijas litúrgicas sagradas, evangelios y otros objetos de gran valor han desaparecido literalmente. Algunas iglesias han tenido un destino diferente y se han transformado en mezquitas, museos, lugares de entretenimiento o incluso hoteles, como la iglesia de Ayia Anastasia en Lapithos. [...] ".

¿Crees que esta destrucción de iglesias y símbolos religiosos es solo consecuencia de una ocupación militar o esconde otros propósitos?
Desde el genocidio cristiano de 1913-23 que tuvo en la mira a armenios, asirios y griegos, Turquía ha arruinado sistemáticamente los símbolos culturales y religiosos que pertenecen a los cristianos. La destrucción y violación de iglesias en Turquía es una política sistemática generalizada. Numerosas iglesias y otras propiedades cristianas en Turquía han sido destruidas o confiscadas. Además, Turquía exportó la misma política destructiva a Chipre, erradicando así la identidad cristiana y helénica de la parte norte de Chipre. Están islamizando la zona. Esta es la yihad de Turquía contra las iglesias en Anatolia y Chipre.

¿Cómo se cuentan los acontecimientos de 1974 en Turquía?
El ejército turco invasor mató, torturó y violó en 1974, pero Turquía todavía califica las atrocidades que cometió como “una operación de paz”. Turquía utilizó dos pretextos principales para invadir Chipre. El primero fue el golpe de Estado del 15 de julio de 1974 diseñado por el ejército griego, que intentó derrocar al presidente chipriota elegido democráticamente, el arzobispo Makarios III. Cinco días después, el 20 de julio de 1974, las Fuerzas Armadas de Turquía lanzaron una invasión a gran escala de Chipre, utilizando el golpe como pretexto a pesar de que Makarios huyó y el Reino Unido, la tercera potencia garante de Chipre, se negó a emprender acciones conjuntas. Unos días después de la invasión turca, la junta griega colapsó y el gobierno democrático se restableció en Grecia. El camino estaba ahora despejado para el regreso de Makarios a Chipre. Turquía, sin embargo, tenía otros planes. Menos de un mes después, el 14 de agosto, Turquía lanzó una segunda y aún más devastadora invasión de la isla. Una segunda excusa fue que Turquía “tenía como objetivo proteger a los turcochipriotas” de la violencia grecochipriota. Pero la falsedad de esta excusa ha sido expuesta repetidamente, en particular por el general turco Sabri Yirmibeşoğlu. Dijo en 2010 que Turquía había quemado una mezquita en Chipre en 1950 “para fomentar la resistencia” contra los grecochipriotas. Entonces, ¿por qué Turquía hizo estas cosas en Chipre? La razón principal de la colonización turca de la parte norte de Chipre fue declarada por el ex viceprimer ministro turco Tuğrul Türkeş en 2017: “Incluso si no vivieran turcos en Chipre, Turquía todavía tendría un problema con Chipre y es imposible para Turquía renunciar a esto”. Lo que Türkeş quiso decir es que la ocupación permite a Turquía dominar el Mediterráneo oriental.

En uno de sus artículos, habló de “la limpieza étnica de Turquía en el norte de Chipre desde 1974”. Entonces, en su opinión, ¿sigue sucediendo esto?
Sí, lo que Turquía ha estado haciendo en el norte de Chipre desde 1974 es una limpieza étnica. Antes de la invasión turca de 1974, la población de todo Chipre fue predominantemente cristiana-griega durante milenios. La minoría chipriota de habla turca estaba dispersa por toda la isla y nunca fue mayoría en ninguna de las principales ciudades chipriotas. La situación cambió cuando Turquía cambió por la fuerza la estructura demográfica de la isla. Las atrocidades cometidas por Turquía en 1974 expulsaron a los grecochipriotas de la zona norte, convirtiéndola en una colonia turca y poniendo fin a la ininterrumpida presencia griega, registrada antes del nacimiento de Cristo. Se trata de una limpieza étnica ejecutada mediante el desplazamiento forzado y la incautación de tierras.